cr.mpmn-digital.com
Nuevas recetas

The Riot Room: cerveza y música de The Riot Room

The Riot Room: cerveza y música de The Riot Room


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


La cerveza y la música de The Riot Room

¡Un lugar tan divertido para escuchar música en vivo con amigos! Si no te gusta la escena interior más ruidosa, puedes salir, ahí es donde mis amigos y yo nos dirigimos. Y solo un pequeño consejo, cuanto mejor dé una propina, mejor será el servicio y la bebida más fuerte obtendrá.


Eight One Sixty Episodio n.o 308: La sala de disturbios

¡En el episodio de esta semana de Eight One Sixty, estamos celebrando The Riot Room! Durante 13 años, The Riot Room ha estado presentando espectáculos aquí en KC, y los propietarios Tim y Dallas Gutschenritter han trabajado duro para administrar un gran lugar. Recientemente lanzaron un GoFundMe para mantenerse a flote.

Esta semana en el programa, hacemos una inmersión profunda en The Riot Room, y hablamos sobre algunos de nuestros programas e historias favoritos de nuestras muchas (muchas) noches en el lugar durante la última década.

Si escuchas programas perdidos y las conversaciones que tienes con la gente entre sets, este será un programa divertido para ti. Espero que si estuvieras en alguno de estos espectáculos, o si tienes historias similares de haber visto grandes bandas en Riot y cómo te dejaron una impresión duradera, consideres la posibilidad de gastar un poco de dinero en su página de GoFundMe.

Felicitaciones a Dallas, Timmy y su equipo a lo largo de los años por brindarle a KC un gran espacio para ver música en vivo, y esperamos que volvamos a hacerlo pronto.


Contenido

Historia gay de San Francisco Editar

Los colonos estadounidenses que se trasladaron al oeste hacia California en los siglos XVIII y XIX eran en su mayoría buscadores y mineros varones. Eventos como la fiebre del oro de California crearon una sociedad mayoritariamente masculina en esa región. Las amistades románticas eran comunes y, a menudo, toleradas. [2] A medida que se estableció San Francisco, la proporción de hombres a mujeres se mantuvo desproporcionadamente alta, lo que resultó en el crecimiento de una cultura que tenía una mentalidad más abierta hacia la homosexualidad. El notorio distrito de burdeles de la ciudad, llamado la Costa de Berbería, le valió a la ciudad una reputación como una sociedad anárquica y amoral, lo que llevó a que San Francisco se conociera como "Sodoma junto al mar". [3]

El fin de la Prohibición provocó la apertura de varios bares gay a lo largo de North Beach. Los más notables de ellos fueron Black Cat, donde los espectáculos de personificación femenina se convirtieron en el atractivo principal, y un bar de lesbianas conocido como Mona's. [4]

Durante la Segunda Guerra Mundial, San Francisco se convirtió en un importante punto de desembarco para los militares estacionados en el Pacific Theatre. El ejército de los Estados Unidos, que estaba preocupado por la homosexualidad masculina, tenía una política de despedir a los militares atrapados en establecimientos gay conocidos con descargas azules. Como muchos de estos hombres enfrentaron el ostracismo de sus comunidades y familias, optaron por permanecer en la ciudad. La cantidad de hombres que quedaron fue un factor significativo en la creación de una comunidad homosexual en San Francisco. [5]

Activismo gay en San Francisco Editar

En 1951, la Corte Suprema de California afirmó en Stoumen contra Reilly [6] el derecho de los homosexuales a reunirse pacíficamente. [7] Para ayudar a los homosexuales con problemas legales, en 1951 el activista laboral Harry Hay fundó la Fundación Mattachine desde su sala de estar en Los Ángeles. [8] Dos años más tarde, la Mattachine Society se había expandido a varias ciudades gracias a las habilidades organizativas de Chuck Rowland y bajo el liderazgo de los líderes menos radicales Ken Burns en Los Ángeles, Hal Call en San Francisco y Curtis Dewees, Joe McCarthy y Tony Segura en Nueva York y Prescott Townsend de Boston. [9] [10] Unos años más tarde, Phyllis Lyon y Del Martin iniciaron las Hijas de Bilitis con otras seis mujeres en San Francisco, inicialmente para tener un lugar para socializar sin temor a ser acosados ​​o arrestados. [11] En unos pocos años, ambas organizaciones se conocieron y crecieron para tener objetivos similares: ayudar a asimilar a los homosexuales a la sociedad en general, trabajar por una reforma legal para derogar las leyes de sodomía y ayudar a los arrestados. Ambos grupos tenían su sede en San Francisco en 1957, donde La escalera fue editado por Lyon & amp Martin mientras La revisión de Mattachine fue editado por Hal Call, ambos impresos por Pan Graphic Press de Call. [12] [13]

La policía continuó arrestando a homosexuales en grandes cantidades, llevando habitualmente carromatos de arroz a los bares gay y arrestando a sus clientes. Por lo general, los cargos se desestimaban, pero los arrestados a menudo perdían el anonimato cuando los periódicos publicaban sus nombres, direcciones y lugares de trabajo. Los agentes también notificaron al empleador y a la familia sobre los acusados, lo que provocó un grave daño a su reputación. [7]

En 1964, se llevó a cabo un evento benéfico de Nochevieja para el Consejo de Religión y Homosexuales. La policía se quedó afuera con grandes focos y, en un esfuerzo por intimidar, tomó fotografías de cualquiera que ingresara al edificio. Posteriormente, varios agentes exigieron que se les permitiera entrar. Tres abogados les explicaron que, según la ley de California, el evento era una fiesta privada y no podían ingresar a menos que compraran boletos. Luego, los abogados fueron arrestados. [7] Varios ministros que estaban presentes celebraron una conferencia de prensa a la mañana siguiente, comparando el SFPD con la Gestapo. Incluso el arzobispo católico condenó enérgicamente las acciones de la policía. En un intento por reducir dicho acoso, se asignó a dos agentes la tarea de mejorar la relación del departamento de policía con la comunidad gay. [7]

La Sociedad Mattachine y las Hijas de Bilitis promovieron la educación sin confrontación para homosexuales y heterosexuales, con la esperanza de demostrar que los homosexuales eran respetables y normales. Viviendo más allá del alcance de la clase media, en su mayoría blancos, de estos grupos había una comunidad activa de travestis, estafadores y "reinas de la calle" que trabajaban principalmente en el distrito Tenderloin de la ciudad. Después de que se les negara el servicio en la Cafetería de Gene Compton, algunos activistas hicieron un piquete en el restaurante en 1966. Unos días más tarde, temprano en la mañana, la policía llegó para arrestar a los clientes que se arrastraban. Se produjo un motín cuando una drag queen arrojó el contenido de una taza de café a la cara de un oficial de policía en respuesta a que el oficial la agarró del brazo. Las vidrieras del café se rompieron en la melée, y luego de nuevo unos días después de haber sido reemplazadas. [14] Aunque tres años más tarde los disturbios de Stonewall tendrían un impacto más significativo, los disturbios de la cafetería de Compton fueron de los primeros en la historia de Estados Unidos donde los homosexuales y la comunidad transgénero recién formada lucharon contra las autoridades. [nota 1]

Influencia política Editar

San Francisco siguió creciendo como un refugio para los homosexuales. North Beach y Polk Street habían sido barrios tranquilos, cada uno con una gran población homosexual, pero en la década de 1960 el crecimiento del distrito de Castro superó a cualquiera de ellos. Miles de hombres homosexuales emigraron a San Francisco, convirtiendo el tranquilo vecindario de clase trabajadora irlandesa alrededor de Castro Street en un bullicioso centro de actividad. [15] Mientras tanto, muchas lesbianas trasladaron sus hogares y negocios a la cercana calle Valencia en el Distrito de la Misión. [16] El neoyorquino Harvey Milk se instaló en Castro Street en 1972 y abrió Castro Camera al año siguiente. Insatisfecho con el nivel de apatía e indiferencia burocrática hacia la comunidad gay, Milk decidió postularse como supervisor de la ciudad. A través de sus múltiples campañas, que culminaron en su elección de 1977, se convirtió en la voz política de la comunidad gay, promocionándose como el "Alcalde de Castro Street". [15] En 1977, se informó que el 25 por ciento de la población de San Francisco era gay. [17]

El Día del Trabajo de 1974, las tensiones entre la comunidad gay y el SFPD llegaron a un punto crítico cuando un hombre fue golpeado y arrestado mientras caminaba por la calle Castro. Los refuerzos policiales aparecieron repentinamente en la calle, con los números de placa ocultos, y golpearon a decenas de hombres homosexuales. De estos, 14 fueron arrestados y acusados ​​de obstruir una acera. [18] Harvey Milk los apodó el "Castro 14", y se presentó una demanda contra la policía por $ 1.375 millones. [18]

En 1975, después de que George Moscone fuera elegido alcalde, nombró a Charles Gain como su jefe de policía. Gain, cuya posición conciliadora hacia los afroamericanos lo había calificado como uno de los agentes de la ley más liberales del país, pronto se ganó la ira de la fuerza policial. [19] Gain implementó políticas que resultaron impopulares entre su personal, como pintar coches de policía de color azul pálido y prohibir que los agentes bebieran en el trabajo. Sus políticas indulgentes hacia los homosexuales también enfurecieron a la fuerza policial. Cuando se le preguntó qué haría si un policía gay saliera del armario, Gain respondió: "Ciertamente creo que un policía gay podría ser franco al respecto. Si tuviera un policía gay que saliera del armario, lo apoyaría al 100 por ciento". " [19] Esta declaración envió ondas de choque a través del departamento de policía y llegó a los titulares nacionales. Hecho durante la primera semana del mandato de Gain, el comentario también hizo que el alcalde Moscone fuera extremadamente impopular entre la policía. [19] La policía detestaba tanto a los dos que en 1977 circularon rumores sobre un plan de policías de derecha para asesinar a Gain, [20] y un año después se formaron planes similares contra el alcalde Moscone. [20] Al ser informado de esta amenaza, Moscone contrató a un guardaespaldas. [ cita necesaria ]

Asesinatos Editar

Insatisfecho con la política de la ciudad, y en dificultades financieras debido a su negocio de restaurantes en quiebra y su bajo salario anual de $ 9,600, el ex oficial de policía y supervisor Dan White renunció a la Junta de Supervisores de San Francisco el 10 de noviembre de 1978. [21] Sin embargo, después de un Al reunirse con la Asociación de Oficiales de Policía y la Junta de Agentes Inmobiliarios, White anunció que quería su asiento de regreso. Los supervisores liberales vieron esto como una oportunidad para poner fin a la división de 6-5 en la Junta que bloqueaba las iniciativas progresistas que querían introducir. Después de una intensa presión de los supervisores Milk y Silver, así como del asambleísta estatal Willie Brown, Moscone anunció el 26 de noviembre de 1978 que no volvería a nombrar a Dan White para el puesto que había dejado vacante. [22] [23] [24]

A la mañana siguiente, White fue al Ayuntamiento armado con su revólver Smith & amp Wesson .38 de la policía y 10 cartuchos adicionales en el bolsillo de su abrigo. Para evitar el detector de metales, ingresó al edificio a través de una ventana del sótano y se dirigió a la oficina del alcalde George Moscone. Después de una breve discusión, White le disparó al alcalde en el hombro y el pecho, y luego dos veces en la cabeza. [25] White luego se dirigió a su antigua oficina, recargó su arma y le pidió a Milk que se uniera a él. White luego disparó a Milk en la muñeca, el hombro y el pecho, y luego dos veces en la cabeza. La supervisora ​​Dianne Feinstein escuchó los disparos y llamó a la policía, que encontró a Milk boca abajo, sangrando por las heridas en la cabeza. [26]

Veredicto de Dan White Editar

El 21 de mayo de 1979, White fue declarado culpable del homicidio voluntario del alcalde Moscone y del supervisor Milk. [27] El fiscal solicitó un dictamen de asesinato en primer grado con "circunstancias especiales", lo que habría permitido la pena de muerte según los términos de una ley de pena capital recientemente adoptada en California, Propuesta 7. [27] Las "circunstancias especiales En este caso se alegó que el alcalde Moscone había sido asesinado para bloquear el nombramiento de alguien para ocupar el puesto de supervisor de la ciudad al que Dan White había renunciado, y también que varias personas murieron. [27]

La sentencia de White se redujo debido en parte a la llamada defensa Twinkie, una sentencia que provocó indignación en la comunidad. La defensa de "Twinkie" fue presentada por un psiquiatra al jurado, afirmando que White tenía una capacidad disminuida debido a la depresión. Las copiosas cantidades de comida chatarra que White consumía se citan como un síntoma de su estado mental. [23] El jurado escuchó una grabación de la confesión de White, que consistió en despotricar sobre la presión a la que estaba sometido, y los miembros del jurado lloraron de simpatía por el acusado. [28] White representaba a la "vieja guardia" de San Francisco, que desconfiaba de la afluencia de grupos minoritarios a la ciudad y representaba una visión más conservadora y tradicional de que se percibía a las fuerzas más liberales de la ciudad, como Moscone y Milk. estar erosionando. [29] Los miembros de los departamentos de policía y bomberos de San Francisco recaudaron más de $ 100,000 para defender a White y algunos usaron camisetas que decían "Liberen a Dan White", lo que se ganó la ira de la comunidad gay. [30] [31] Recibió una condena por el delito menos grave, homicidio voluntario, y fue sentenciado a siete años y ocho meses en la prisión de Soledad. [1] Con buen comportamiento, tuvo la oportunidad de ser liberado después de cumplir dos tercios de su condena, unos cinco años. [32] Al escuchar el veredicto, el fiscal de distrito Joseph Freitas, Jr., dijo: "Fue una decisión equivocada. El jurado estaba abrumado por las emociones y no analizó suficientemente la evidencia de que se trataba de un asesinato deliberado y calculado". [27] En defensa de su cliente, el abogado de White, Douglas Schmidt, declaró que White "está lleno de remordimiento y creo que está en muy malas condiciones". [27]

White confirmaría más tarde que los asesinatos fueron premeditados. En 1984, le dijo al ex inspector de policía Frank Falzon que no solo había planeado matar a Moscone y Milk, sino que también tenía planes de matar al asambleísta Willie Brown y a la supervisora ​​Carol Ruth Silver. Creía que los cuatro políticos intentaban bloquear su reinstalación como supervisor. [33] [34] Falzon citó a White diciendo: "Yo estaba en una misión. Quería cuatro de ellos. Carol Ruth Silver, ella era la serpiente más grande. Y Willie Brown, él era el cerebro de todo". [34]

Marcha por el Castro Editar

Cuando se le informó del veredicto, el amigo y activista de Milk, Cleve Jones, se dirigió a una audiencia de unas 500 personas que se habían reunido en Castro Street y les contó el veredicto. Con gritos de "Fuera de los bares y en las calles", Jones condujo a una multitud por la calle Castro, sus números reforzados por la gente que salía de cada bar. [36] La multitud dio vueltas y marchó nuevamente a través del Castro, que ahora cuenta con unas 1.500 personas. [36]

En una entrevista de 1984, Jones dio voz al sentimiento en la multitud cuando comenzaron a agruparse en Castro Street después de que se difundió la noticia del veredicto, diciendo: "La rabia en la cara de la gente, vi a personas que conocía durante años, y estaban tan furiosos. Eso para mí fue lo más aterrador. Toda esta gente que conocería del vecindario, los chicos de la esquina, esta gente con la que había viajado en el autobús, allá afuera, gritando por sangre ". [1]

Violencia en el ayuntamiento Editar

Para cuando la multitud llegó al Ayuntamiento, su número había aumentado a más de 5.000. Los manifestantes gritaron consignas como "¡Mata a Dan White!" y "Dump Dianne!", una referencia a la alcaldesa Dianne Feinstein. [27] [nota 2] El puñado de policías que estaban de servicio en el lugar no estaban seguros de cómo lidiar con la situación, y el Departamento de Policía, que no estaba acostumbrado a una multitud gay enojada, tampoco estaba seguro de cómo proceder. [27] [36] Los manifestantes estaban convencidos de que la policía y la fiscalía habían conspirado para evitar una sentencia severa para White, aunque el fiscal Thomas Norman lo negó repetidamente hasta su muerte. [33]

Los miembros de la multitud arrancaron el trabajo ornamental dorado de las puertas de hierro forjado del edificio y luego lo usaron para romper las ventanas del primer piso. Varios de los amigos de Harvey Milk monitorearon e intentaron contener a la multitud, incluido el socio de muchos años de Milk, Scott Smith. [36] Una formación de la policía apareció en el lado norte de la Plaza del Centro Cívico, y aquellos que intentaban contener a la turba se sentaron, agradecidos por los refuerzos. Sin embargo, los agentes no se limitaron a contener a la multitud, sino que los atacaron con palos de noche. [36]

Un joven pateó y rompió la ventana de un coche de policía, encendió un paquete de fósforos y prendió fuego a la tapicería. Después de arder por un corto tiempo, el tanque de combustible explotó, una docena de autos de policía más y otros ocho automóviles serían destruidos de manera similar. La foto de la portada del álbum de 1980 de Dead Kennedys Fruta fresca para verduras podridas, que muestra varios coches de la policía en llamas, fue tomada esa noche. Varios miembros de la multitud arrojaron gases lacrimógenos, que habían robado de vehículos policiales. [27] [37] [38] Los disturbios comenzaron a estallar, con una turba interrumpiendo el tráfico. Los carritos eléctricos quedaron inutilizados cuando se cortaron los cables aéreos y estalló la violencia contra los agentes de policía, que fueron superados en número. El jefe de policía Charles Gain, de pie dentro del Ayuntamiento, ordenó a los agentes que no atacaran y que simplemente se mantuvieran firmes. [36]

El alcalde Feinstein y la supervisora ​​Carol Ruth Silver se dirigieron a los manifestantes en un intento de calmar la situación. La alcaldesa Feinstein dijo que había recibido la noticia del veredicto "con incredulidad", y el supervisor Silver declaró: "Dan White se ha salido con la suya. Es tan simple como eso". [37] Silver resultó herido cuando fue golpeado por un objeto volador. [27] Más de 140 manifestantes también resultaron heridos. [37]

Represalias policiales Editar

Después de casi tres horas de gritos de la multitud enojada, los oficiales se movilizaron para sofocar los disturbios. Según los informes, la policía cubrió sus credenciales con cinta negra, impidiendo cualquier identificación, y atacó a los alborotadores. Decenas de policías se abalanzaron sobre la multitud y utilizaron gases lacrimógenos para obligar a los manifestantes a alejarse del edificio. La policía se sorprendió por la resistencia que enfrentaron de los manifestantes, quienes intentaron hacerlos retroceder usando ramas de árboles, cromo arrancado de autobuses urbanos y asfalto arrancado de la calle, como armas. Cuando un hombre encendió el último coche de la policía, le gritó a un periodista: "Asegúrese de poner en el periódico que me comí demasiados Twinkies". [39] Sesenta agentes resultaron heridos y se realizaron alrededor de dos docenas de arrestos. [27] [37] [38]

La segunda etapa de la violencia fue una redada / disturbio policial horas después en el barrio predominantemente gay de Castro, que destrozó el bar Elephant Walk e hirió a muchos de sus ocupantes. [40] Después de que se restableció el orden en el Ayuntamiento, los automóviles del SFPD que transportaban a docenas de oficiales se dirigieron al distrito de Castro. [41] Los oficiales entraron en un bar gay llamado Elephant Walk, a pesar de sus órdenes de no hacerlo. Gritaron "sucios chupapollas" y "maricones enfermos", destrozaron los grandes ventanales del bar y atacaron a los clientes. Después de 15 minutos, la policía se retiró del bar y se unió a otros agentes que atacaban indiscriminadamente a los homosexuales en la calle. El incidente duró casi dos horas. [38] [40] [42] [43]

Cuando el jefe de policía Charles Gain se enteró de la redada no autorizada de Elephant Walk, fue inmediatamente al lugar y ordenó a sus hombres que se fueran. Más tarde esa noche, el reportero independiente Michael Weiss vio a un grupo de policías celebrando en un bar del centro. "Estábamos en el Ayuntamiento el día [de los asesinatos] y sonreíamos entonces", explicó un oficial. "Estuvimos allí esta noche y todavía estamos sonriendo". [42]

Al menos 61 policías y un estimado de 100 miembros del público fueron hospitalizados en el curso de los disturbios. [42] [44] Un gran jurado civil se reunió para averiguar quién ordenó el ataque, pero terminó de manera inconclusa con un acuerdo que cubría reclamaciones por daños y perjuicios por lesiones personales. [40] [41]

Consecuencias Editar

A la mañana siguiente, los líderes homosexuales se reunieron en una sala de comité en el Centro Cívico. El supervisor Harry Britt, que había reemplazado a Milk, junto con los miembros del Harvey Milk Democratic Club, dejó en claro que nadie debía disculparse por los disturbios. Britt informó en una conferencia de prensa: "La gente de Harvey Milk no tiene nada de qué disculparse. Ahora la sociedad va a tener que tratar con nosotros no como pequeñas hadas agradables que tienen salones de peluquería, sino como personas capaces de la violencia. voy a aguantar más a Dan Whites ". [45] Los reporteros se sorprendieron de que un funcionario público perdonara los actos violentos de la noche anterior, esperando una disculpa de Britt. Los intentos posteriores de encontrar un líder gay que diera una declaración de disculpa resultaron infructuosos. [45]

Esa noche, el 22 de mayo, habría sido el cumpleaños número 49 de Harvey Milk. Los funcionarios de la ciudad habían considerado revocar el permiso para un mitin planeado para esa noche, pero decidieron no hacerlo por temor a provocar más violencia. Los funcionarios declararon que la manifestación podría canalizar la ira de la comunidad hacia algo positivo. El alcalde Feinstein puso en alerta a la policía de San Francisco y sus pueblos vecinos, y Cleve Jones coordinó los planes de contingencia con la policía y capacitó a 300 monitores para vigilar a la multitud. Aproximadamente 20.000 personas se reunieron en las calles Castro y Market, donde el ambiente era "enojado, pero moderado". Los oficiales monitorearon a la multitud desde la distancia, [37] [45] sin embargo, la multitud participó en una celebración pacífica de la vida de Milk. Los asistentes bailaron canciones populares de discoteca, bebieron cerveza y cantaron un tributo a Milk. [38] [45]

Esa misma noche, durante más de tres horas, unas cien personas realizaron una manifestación en Sheridan Square en Manhattan para protestar por el veredicto. Unos 20 agentes observaron la protesta, que comenzó a las 8 pm, pero no se realizaron arrestos. Se planeó una vigilia con velas para dos días después, patrocinada por la Coalición por los Derechos de Lesbianas y Gays y el Grupo de Trabajo Nacional Gay. [37]

El 14 de octubre de 1979, entre 75.000 y 125.000 personas marcharon en Washington por los derechos de los homosexuales. Muchos portaban retratos de Milk y carteles en honor a su legado. [46] El mitin, algo que Milk tenía la intención de organizar, fue en cambio un tributo a su vida.

Dan White fue liberado de prisión el 14 de enero de 1984 después de cumplir cinco años de una sentencia de siete años y ocho meses. La noche siguiente a su liberación, 9.000 personas marcharon por la calle Castro y quemaron su efigie. Según los informes, las autoridades estatales temían un intento de asesinato y, en respuesta, Scott Smith instó a las personas a no tomar represalias con violencia. Dijo: "Harvey estaba en contra de la pena de muerte. Era una persona no violenta". [47]

White se suicidó por intoxicación por monóxido de carbono el 21 de octubre de 1985. Conectó una manguera de goma al sistema de escape de su automóvil y la condujo al interior del vehículo, que dejó que se llenara de monóxido de carbono. El alcalde Feinstein dijo: "Esta última tragedia debería cerrar un capítulo muy triste en la historia de esta ciudad". [48] ​​Según el abogado del condado de Orange, Jeff Walsworth, White había expresado remordimiento por los asesinatos de febrero de 1984. Según los informes, White declaró que siempre le causaría confusión interna. [48] ​​El inspector Falzone dijo lo contrario, sin embargo, comentando que en ningún momento White expresó remordimiento de ninguna forma por la muerte de Moscone y Milk. [34]

Causas Editar

La comunidad tenía una larga historia de conflictos con el Departamento de Policía de San Francisco. Después de la Segunda Guerra Mundial, los bares gay fueron objeto de frecuentes redadas e intentos por parte del Departamento de Control de Bebidas Alcohólicas de California para revocar sus licencias de alcohol. [7] Fueron acusados ​​de servir alcohol a homosexuales, un acto criminal en ese momento. [ cita necesaria ]

El creciente poder político y económico de la comunidad gay de la ciudad entró en conflicto con el número establecido pero menguante de las instituciones conservadoras, como los departamentos de policía y bomberos. En 1971, la policía estaba arrestando a un promedio de 2.800 hombres por año por cargos de sexo en público, en contraste, 63 arrestos de este tipo se realizaron en la ciudad de Nueva York, aunque se informó que hasta una cuarta parte de San Francisco era gay en ese momento. [17] [49] Muchos cargos fueron desestimados debido a la trampa, pero varios hombres recibieron duras sentencias. [ cita necesaria ] En marzo de 1979, un ataque a un bar de lesbianas por parte de agentes de policía fuera de servicio fue noticia nacional y puso de relieve la tensión entre la comunidad LGBT y la policía. [50] El Washington Post citó el incidente cuando informó una semana antes de los disturbios de la Noche Blanca que la violencia contra los homosexuales había "aumentado a un nivel sin precedentes en la historia reciente de San Francisco", incluido lo que la comunidad gay percibía como "acoso y abuso cada vez mayores dirigidos hacia los homosexuales por parte de la policía ellos mismos ", así como la indiferencia de los funcionarios de la ciudad. [51]

Cuando Dan White fue declarado culpable de homicidio involuntario, su exitosa defensa de capacidad disminuida enfureció a la comunidad gay. [32] El hecho de que los departamentos de policía y bomberos hubieran recaudado dinero para su defensa dio un enfoque a su ira, volviéndola contra el gobierno de la ciudad y especialmente contra el SFPD. [30]

Efectos en la política de San Francisco Editar

Con las elecciones municipales de 1979 ocurriendo solo unos meses después de los disturbios, prominentes líderes homosexuales temían una reacción violenta en las urnas. [52] Las elecciones continuaron sin incidentes, ya la comunidad gay le fue mejor de lo esperado, ejerciendo una influencia sin precedentes. Aunque el prácticamente desconocido candidato a la alcaldía gay David Scott terminó tercero en las elecciones, su actuación fue lo suficientemente fuerte como para forzar al alcalde Feinstein a una segunda vuelta contra el conservador supervisor de la ciudad Quentin Kopp. Las promesas de Feinstein de nombrar a más personas homosexuales para cargos públicos, y su intensa campaña en Castro, le aseguraron el suficiente apoyo de la comunidad gay para darle un mandato completo como alcaldesa. [52]

Una de las primeras acciones del alcalde Feinstein al ser elegido fue anunciar el nombramiento de Cornelius Murphy como nuevo jefe de policía. Murphy declaró que los coches de la policía ya no serían de color azul pálido, sino que se volverían a pintar como "machos en blanco y negro". [52] Esto complació a la base y restauró la confianza en el liderazgo policial. [52] Murphy también se comprometió a mantener la política progresista hacia los homosexuales que había implementado su predecesor. En 1980, uno de cada siete nuevos reclutas policiales era gay o lesbiana. [52] En una de sus últimas apariciones públicas, el jefe de policía saliente Charles Gain declaró que esperaba ver el día en que San Francisco tendría un alcalde gay y un jefe de policía. [52] En octubre de 1985, una organización para el personal de aplicación de la ley gay en California, la Asociación de Oficiales de Paz de Golden State, se había incorporado como una organización sin fines de lucro. [53] Fue fundado por Art Roth, un oficial de policía de Oakland que estuvo presente la noche de los disturbios. [53]

Treinta años después del anuncio del veredicto de culpabilidad de Dan White, la Corte Suprema de California preparó su decisión sobre Strauss contra Horton. El caso fue un intento de revocar la Proposición 8, que había agregado la declaración "Sólo el matrimonio entre un hombre y una mujer es válido o reconocido en California" al Artículo I, sección 7.5 de la Constitución del Estado de California. [54] Esta iniciativa de votación, que fue aprobada en 2008, eliminó el derecho de las parejas del mismo sexo a casarse en el estado. [54]

A fines de mayo de 2009, mientras la Corte estaba preparando su anuncio, surgieron rumores en Internet de que el alcalde de San Francisco, Gavin Newsom, había pedido a la corte que no anunciara la decisión el 21 de mayo. [55] [56] [57] Ellos sugirieron que él hizo esta solicitud para que el anuncio no coincidiera con el 30 aniversario de los disturbios de la Noche Blanca. El 26 de mayo, el tribunal confirmó la validez de la Proposición 8, pero dictaminó que los 18.000 matrimonios que ya se habían realizado seguirían siendo válidos. [58] En 2013, el matrimonio entre personas del mismo sexo volvió a ser legal cuando la iniciativa de los votantes fue declarada inconstitucional por la Corte Suprema de Estados Unidos en Hollingsworth contra Perry. [59]

Efectos sobre el movimiento contra el sida Editar

Cleve Jones jugó un papel importante en la investigación de los disturbios y desde entonces se había convertido en un destacado activista. Abandonó la escuela para trabajar como consultor legislativo de los presidentes de la Asamblea del Estado de California, Leo McCarthy y Willie Brown. [60] [61] También pasó tiempo organizando campañas políticas. En 1981, mientras trabajaba como consultor del Comité de Salud de la Asamblea del Estado de California, se dio cuenta de que los hombres homosexuales de San Francisco contraían enfermedades inusuales, como el sarcoma de Kaposi. La comunidad gay finalmente se vio seriamente afectada por la epidemia del SIDA y Jones se convirtió en un activista clave del SIDA. Jones cofundó la Fundación de Educación y Investigación sobre el Sarcoma de Kaposi, que en 1982 se convirtió en la Fundación del SIDA de San Francisco. [62] El 27 de noviembre de 1985, en una vigilia con velas en el aniversario de los asesinatos de Moscone-Milk, Jones se enteró de que 1.000 personas habían muerto de SIDA. Propuso la creación de una colcha, en recuerdo de los fallecidos. [63] En 1987, Jones, en ese entonces VIH positivo, lanzó el edredón conmemorativo del SIDA del Proyecto NAMES. [63] En 2009, la colcha consta de más de 44.000 paneles individuales. [63] En una entrevista de 2004, Jones dijo: "Pensé, qué símbolo perfecto, qué símbolo de valores familiares tradicionales, cálido, reconfortante, de clase media, estadounidense y tradicional para adjuntar a esta enfermedad que está matando a los homosexuales y a los consumidores de drogas intravenosas". e inmigrantes haitianos, y tal vez, solo tal vez, podríamos aplicar esos valores familiares tradicionales a mi familia ". [64]


¡Ayuda a mantener viva la sala Riot!

COVID19 ha sido muy duro para todos en la industria de las artes específicamente, incluidos nosotros en The Riot Room. Durante 13 años y contando, nos hemos acurrucado en los corazones de la comunidad musical de Kansas City y en el extranjero con amplias intenciones de difundir lo mejor en música, arte y cultura. Gracias a todos ustedes lo hemos logrado. Estamos muy orgullosos de lo que nosotros y nuestro equipo hemos logrado a lo largo de los años, y no podríamos haberlo logrado sin la INCREÍBLE comunidad que nos rodea. Realmente ha sido un placer beber una cerveza contigo, reservar tu banda o artista favorito, bailar contigo al ritmo de la música o simplemente hablar de música durante horas y horas.

Con el futuro aún incierto, y a medida que nos acercamos a la temporada de invierno, se vuelve cada vez más difícil mantener a flote este barco que muchos de nosotros llamamos hogar. Al igual que The Riot Room, los lugares de música en todo el país han trabajado incansablemente durante meses para asegurar el apoyo y la financiación para sostener estos tiempos difíciles. Si bien los esfuerzos han reunido a tantas personas increíbles en las artes, no ha habido ningún beneficio financiero real ... desafortunadamente, muchos de nosotros cerraremos ... Demasiados ya lo han hecho ...

Estamos eternamente agradecidos con todos ustedes por el apoyo durante todos estos años, y especialmente durante estos tiempos tan impredecibles y desafiantes. Tantas personas de todos los rincones del mundo se han acercado para ver cómo estamos o para contarnos una historia sobre su "experiencia Riot Room". Es más que humillante saber que hemos tenido una oportunidad única de tocar las vidas de tantas personas. Eres importante ... tus historias son importantes ... música, arte, cultura ... todo es tan importante. Muchos de ustedes han preguntado cómo pueden ayudar, cómo pueden apoyar y qué se puede hacer para proteger lugares como The Riot Room. Continúe comprando mercadería, continúe viendo transmisiones en vivo, contribuya con lo que pueda, cuando pueda. Desafortunadamente, las facturas siguen acumulándose y no hay una visión clara de cuándo todo volverá a ser normal, por lo que todo ayuda en este momento.

Mantén la música en tu corazón y alma y apoya siempre que puedas y a quien puedas si puedes. ¡Manténganse a salvo ... y SEAN EXCELENTES EL UNO CON EL OTRO!


Después de que un pasajero rebelde fuera escoltado fuera de un vuelo, un oficial lo identificó como un alborotador del Capitolio.

Two days after the riot at the Capitol, a man was making such a ruckus aboard a plane on the tarmac at Ronald Reagan Washington National Airport that the crew turned the flight around in order to escort him off.

It was a U-turn that quickly brought him to the attention of the authorities.

The man, John Lolos, had been shouting “Trump 2020!” and disturbing his fellow passengers, according to a court filing. An airport police officer was alerted to his arrival back at the gate, where he would await another flight.

About 45 minutes later, that same officer was scrolling through his personal Instagram feed and spied a video that appeared to show Mr. Lolos exiting the Capitol on the day of the attack, according to an affidavit from a Capitol Police special agent. Mr. Lolos was wearing the same shirt he had on at the airport and was waving a red “Trump 2020 Keep America Great” flag that was hooked to an America flag, according to the affidavit.

“We stopped the vote!” an individual on the video says. According to the special agent’s account, Mr. Lolos replies, “We did it, yeah!”

With that, Mr. Lolos joined the scores of people who have been identified through social media videos as participants in the Jan. 6 riot. As law enforcement officials scour the internet, Instagram and other social media sites have become a key tool to identify those who stormed the Capitol and to charge them with federal crimes.

When the airport officer realized that the unruly passenger appeared to be a participant in the riot, he alerted other officials. Law enforcement officials detained Mr. Lolos, brought him to a holding room at the airport and placed him under arrest.

Amid an inventory of his property during the arrest, a Capitol Police special agent found the flags that appeared in the video, still connected.


Go to the motel room

Only available if you told Lizzy “It’s worse”.

Some time later (random, varies from player to player), Lizzy will call you again. This reactivates the Violence quest. Just keep doing other activities and skip time in between. It can take a few hours of actual game progression before you get this call, it’s just random when exactly. Lizzy will want you to come back to the No-Tell Motel, same room where you met her earlier. Go back there.


New name & space, but the beers haven’t changed. And that’s a good thing at Liquid Riot Bottling Company

The craft beer revolution is big business. And with big business come lawsuits. Case in point, earlier this year Lagunitas Brewing Company threatened suit against Sierra Nevada Brewing because of the way the latter presented the letters IPA on their packaging of, you guessed it, an IPA. This is just one example of the many brewery-on-brewery legal battles being fought in this country.

Like the great American philosopher Puff Daddy once said, “Mo money, mo problems.”

If the craft beer scene could speak, it would holler, “Preach it, Diddy.”

In January, a Maine microbrewery experienced some of the pain that comes with a free market chugging at full speed. The Commercial Street brewery, distillery, and restaurant, In’finiti Fermentation and Distillation, ran into a trademark issue with their name when a South Burlington, Vermont brewery opened with the name Infinity Brewing.

Instead of lawyering up, In’finiti became Liquid Riot Bottling Company.

Around the time Liquid Riot announced the name change, they also renovated their Commercial Street space, taking down the booths on the raised platform that took up the majority of their space. The idea was to create a tasting room vibe.

On a blustery day in March, I head to Liquid Riot to experience the new name and the new space for myself.

What first strikes me as I approach Liquid Riot is that the outside of the building is still plastered with the infinity symbol both on the large wooden sign above the door and on the stack of six oak barrels on their stoop. There doesn’t seem to be a sense of urgency to change their name to Liquid Riot as far as signage goes.

When I enter the newly renovated space, all branding confusion is alleviated as my eyes feast on the big open space. Forget that In’finiti is now Liquid Riot, it’s a moot point when you realize how much better this establishment is now that they’ve leveled out the room.

The wildest part: I really liked the space they had before, but somehow, it feels better now. Standing in the new room and cradling a pint of citrusy I.P.A.wesome Vol. III, I realize how claustrophobic the old setup made me feel. The room breathes better now. The energy flows.

Despite the new name and space, the beers haven’t changed. And that’s a good thing. When people ask me where they should go for a beer in Portland, Liquid Riot is one of the first beer rooms that comes to mind, because they brew an array of styles from American ales, to Belgian farmhouse ales, to stouts and porters.

On my March visit, I sampled a number of offerings. The Irish Goodbye Stout is a full-bodied homage to Guinness. The pilNZ drinks like an India Pale Lager with a sharp pilsner finish. The Lumber Smack DIPA is a malt heavy, bitter imperial IPA. Those are three very different styles, and they were all well crafted. That’s no small feat.

Liquid Riot remains one of the best rooms in Portland to drink local beer. The renovation was a success, they installed a shuffleboard table, and soon the back deck will be open. Enjoy the riot.


Of inmates and asylums: Today's House Republicans make the John Birchers look quaint

With overwhelming bi-partisan support, Congress approved a 9/11 commission almost 20 years ago. This past week House Republicans decisively opposed a commission to investigate the deadly mob assault on the Capitol Jan. 6.

The House Republican caucus was conservative back then there were maybe a handful of crazies. The current caucus is also conservative, but there are literally dozens of mean-spirited whackos who shape the agenda on matters like a 1/6 commission.

There are two reasons behind the opposition. One is that an honest inquiry might further implicate Donald Trump Donald TrumpMichigan governor apologizes after photo shows her violating state's health order Cheney dodges on link between Trump election claims and GOP voting laws Biden adviser says reducing red meat isn't sole climate change solution MORE 's incitement of the assault. The other is that House Republican leader Kevin McCarthy Kevin McCarthyCollins 'optimistic' Jan. 6 commission can pass Senate with modifications Bipartisanship is dead — Republicans killed it Of inmates and asylums: Today's House Republicans make the John Birchers look quaint MORE (R-Calif.) could be caught in lies about what he said and did that day.

Incredibly there are more than a handful of House Republicans empathetic to the mob that assaulted the Capitol.

Rep. Marjorie Taylor Greene Marjorie Taylor GreeneGOP efforts to downplay danger of Capitol riot increase The Memo: What now for anti-Trump Republicans? Rep. Marjorie Taylor Greene says she's meeting with Trump 'soon' in Florida MORE (R-Ga.), the QAnon conspiracy loving newcomer, complained that the arrested protesters are being "abused." Greene, who is so extreme that she is denied any committee assignment, may be the craziest in the caucus — but she is not alone.

The rejoinder is, ‘Okay, both have their fringes.’ Some Democrats, led by the left-wing “squad” and a few veterans like House Banking Committee Chair Rep. Maxine Waters Maxine Moore WatersOf inmates and asylums: Today's House Republicans make the John Birchers look quaint Juan Williams: Tim Scott should become a Democrat The Hill's Morning Report - Biden address to Congress will dominate busy week MORE (D-Calif.), have views and engage in rhetoric that are ill-advised and/or naive: defunding the police, a single payer national health insurance plan, end immigration enforcement, etc.

A few, like Rep. Alexandria Ocasio Cortez (D-N.Y.), can be formidable when not on an ideological jihad. However outside the mainstream some of these left-wingers may be, they are not dangerous and usually don't threaten violence.

Greene has suggested Speaker Nancy Pelosi Nancy PelosiDemocrats seize on GOP opposition to Jan. 6 commission Of inmates and asylums: Today's House Republicans make the John Birchers look quaint Former GOP senator says Jan. 6 commission 'should be a no brainer" MORE (D-Calif.) should be shot in the head for treason, compared a congressional mask mandate for the unvaccinated to what Jews suffered in the Holocaust, and recently went after AOC in a shouting tirade. With her, fellow freshmen have swelled the loony ranks. Rep. Andrew Clyde (R-Ga.), recently claimed the Jan. 6 mob of Trump supporters behaved in an "orderly fashion," and looked like a "normal tourist visit." In reality, the mob stormed the Capitol, literally broke onto the Senate floor, ransacked offices — and five people died.

The heat-packing Rep. Lauren Boebert Lauren BoebertBiden adviser says reducing red meat isn't sole climate change solution Of inmates and asylums: Today's House Republicans make the John Birchers look quaint Tulsi Gabbard on Chicago mayor's decision to limit media interviews to people of color: 'Anti-white racism' MORE (R-Colo.) has apparently tried to bring her gun onto the House floor. She is not alone.

These new Trumpites are joining like-minded veterans, a sampling:

Rep. Clay Higgins Glen (Clay) Clay HigginsOf inmates and asylums: Today's House Republicans make the John Birchers look quaint Lawmakers press AbbVie CEO on increased US prices of two drugs READ: The Republicans who voted to challenge election results MORE (R-La.) threatened to shoot Black Lives Matter protestors: "Have your affairs in order. I wouldn't even spill my beer. I'd drop any ten of you." He complained when Facebook took down his violent threat. The Black Lives Matter protest was peaceful.

Rep. Louis Gohmert (R-Texas) specializes in incendiary insults and bigotry. In opposing gays and lesbians in the military, the Texas lawmaker, apparently drawing on his historical knowledge, claimed that gays and lesbians are into "massages," which makes them unfit for battle.

Rep. Andy Harris Andrew (Andy) Peter HarrisOf inmates and asylums: Today's House Republicans make the John Birchers look quaint Fourth House GOP lawmaker issued ,000 metal detector fine GOP doctors in Congress release video urging people to get vaccinated MORE (R-Md.) got so intense in parroting Trump's lies that the election was stolen that he apparently threatened fisticuffs on the House floor. Fortunately for him it, was avoided. A Democrat stepped in: Colin Allred, a former National Football League player.

Rep. Paul Gosar Paul Anthony GosarOf inmates and asylums: Today's House Republicans make the John Birchers look quaint GOP efforts to downplay danger of Capitol riot increase Porter blasts oil CEOs: 'Declined to answer to the American people' MORE (R-Ariz.) falsely charged that the white nationalist Charlottesville violence was started by an "Obama supporter," and, in a detestable lie, charged that Hungarian born liberal philanthropist George Soros, who is Jewish, "turned in his own people to the Nazis" in World War II. Six of Gosar's brothers and sisters charged he was unfit for office he dismissed them as disgruntled leftists, adding "Stalin would be proud."

Rep. Matt Gaetz Matthew (Matt) GaetzOf inmates and asylums: Today's House Republicans make the John Birchers look quaint Gaetz's ex-girlfriend cooperating with federal investigation: report New name emerges in Gaetz investigation MORE (R-Fla.), one of Trump's chief defenders in the House, has associated with the Proud Boys, a militant white nationalist group involved in the Capitol carnage. He currently is under investigation for alleged sex trafficking with underage girls a close political associate has pled guilty and reportedly is providing evidence against the lawmaker.

Rep. Mo Brooks Morris (Mo) Jackson BrooksOf inmates and asylums: Today's House Republicans make the John Birchers look quaint Democrat moves to censure three Republicans for downplaying Jan. 6 Republicans embrace Trump in effort to reclaim Senate MORE (R-Ala.) has done a 180 turn on morality and politics. Five years ago, expressing disgust at Trump's philandering, his "character flaws" and lack of integrity, he seemed to be a Never Trumper. A year later, Brooks supported Alabama Senate candidate Roy Moore Roy Stewart MooreOf inmates and asylums: Today's House Republicans make the John Birchers look quaint The Hill's Morning Report - Biden assails 'epidemic' of gun violence amid SC, Texas shootings Trump faces test of power with early endorsements MORE , who was credibly charged with sexual assault. On Jan. 6 he spoke to the Trump protesters before they descended on the Capitol: "Today is the day American patriots start taking down names and kicking ass." He now is running for the Senate in Alabama.

None of this has to do with taxes, national security, abortion or any other traditional conservative Republican position. It has a lot to do with vitriol and hate.

The House, a microcosm of the country, always has had some far-out types. There were John Birchers, communist sympathizers, peddlers of weird conspiracies. But they were a small pack, often isolated.

Today's unhinged House Republicans are a much larger contingent, wielding a lot more clout.

Al Hunt is the former executive editor of Bloomberg News. He previously served as reporter, bureau chief and Washington editor for the Wall Street Journal. For almost a quarter century he wrote a column on politics for The Wall Street Journal, then The International New York Times and Bloomberg View. He hosts Politics War Room with James Carville. Follow him on Twitter @AlHuntDC.


Bank Of America Stadium To Feature NoDa Brewing in 2019

In the early days of NoDa Brewing in 2011, Suzie and Todd Ford were spending long hours each day ensuring that every beer they brewed was delicious, that every guest they served was happy and every keg was filled to the brim. So in order to ensure that they got at least a semblance of a break, they turned to one of their favorite pastimes – watching the Carolina Panthers.

“I’m cheap,” laughed Suzie Ford, recalling what led the co-owner of one of the most successful breweries in North Carolina to buy season tickets. “Knowing if we spent money on something we would for sure go, so we got season tickets and I think we’ve [only] missed one game in the past seven or eight years since we’ve had them.”

“It was kind of the perfect date night for us – or date day.”

And now the Fords, along with the rest of Panthers fans at Bank of America Stadium, will get to enjoy their local brews each week as NoDa Brewing is coming back to the home of the Panthers for the first time since 2016.

“Todd and I are huge Panthers fans – we go to away games, we’re going to London and now it’s going to be wonderful to be able to drink Hop, Drop N Roll, Jam Session and Roaring Riot in the stands again and celebrate with the Roaring Riot at the stadium.”

To say the folks over at NoDa Brewing, who have partnered with the Roaring Riot to brew Roaring Riot Rye Pale Ale since 2016, are excited to partner with the Panthers for the upcoming 2019 season may be a bit of an understatement.

“Very excited – in bold and bright blue letters,” said Ford. “We love the Panthers, we love everything they stand for – and even moreso now with Mr. Tepper involved, he really is making the fan experience at the forefront and that’s how it should be.”

The Panthers, who announced a partnership with Coca-Cola Consolidated naming Coca-Cola the official soft drink of the Carolina Panthers in June, have already made changes under the ownership of David Tepper, from bringing new refreshments to the stadium to announcing the future move of the Panthers team headquarters to Rock Hill to simply building a practice bubble next to Bank of America Stadium for his team to utilize during inclement weather.

The partnership between NoDa Brewing and the Roaring Riot began with a personal relationship between Ringleader of the Roaring Riot Zack Luttrell and the Fords.

“NoDa is a great partner for us, and Todd and Suzie are always open to hearing any ideas we come up with for the Roaring Riot,” said Luttrell. “[In 2016], we jokingly pitched the idea that their next Rye beer should be the Roaring Rye-ot. Of course Suzie loved the idea and Chad came up with an awesome recipe.”

“We found kindred spirits in the Riot,” said Ford. “It just has grown bigger and better every year and then two years ago, when we brewed the Roaring Riot [Rye Pale Ale], I think it was a bit of a dream come true for both of us.”

Now fans will get to enjoy one of three beers offered during Panthers games – 2014 World Beer Cup® Gold Award Winner Hop, Drop ‘n Roll, Jam Session American Pale Ale and, of course, Roaring Riot Rye Pale Ale.

Ford says she’ll have a Roaring Riot Rye on her first trip to the stadium this upcoming season.

“Over the past two years, we’ve received a lot of emails, social media comments and private messages asking us when we’re going to be back in the stadium or where can they find us in the stadium.”


Three lawmakers who sheltered during Capitol attack test positive for Covid

Three lawmakers who had to shelter for safety during the US Capitol riot have tested positive for Covid-19.

Pramila Jayapal, a Democrat from Washington state, announced her positive result early on Tuesday, while chastising Republican colleagues who refused to wear masks while they waited in a secured room for more than five hours.

The New Jersey representative Bonnie Watson Coleman, also a Democrat, said she decided to get tested because of the possibility of exposure and tested positive. She also tweeted that she was receiving monoclonal antibody treatment – which is still being investigated – on the advice of her doctor. Coleman, 75, is a cancer survivor.

Later on Tuesday, Brad Schneider, another Democrat, from Illinois, announced he too had tested positive. “Today, I am now in strict isolation, worried that I have risked my wife’s health and angry at the selfishness and arrogance of the anti-maskers who put their own contempt and disregard for decency ahead of the health and safety of their colleagues and our staff,” he said in a statement on his website.

Dr Brian Monahan, the attending physician for Congress, had advised representatives and staff on Sunday that those in the secured room could have “been exposed to another occupant with coronavirus infection”.

I just received a positive COVID-19 test result after being locked down in a secured room at the Capitol where several Republicans not only cruelly refused to wear a mask but recklessly mocked colleagues and staff who offered them one.https://t.co/wVmgroKsdf

&mdash Rep. Pramila Jayapal (@RepJayapal) January 12, 2021

Jayapal called for “serious fines” to be levied on the lawmakers who did not wear a mask, putting their colleagues at risk. Six Republicans, including the Georgia representative Marjorie Taylor Greene and Scott Perry of Pennsylvania, were seen on a tape refusing to accept a mask, according to CNN.

Jayapal and Coleman had received the first round of the Pfizer vaccine and were days away from the second. They join more than 222,000 Americans who have tested positive already this week as the virus continues to rage, according to Johns Hopkins University data. More than 376,000 people have died in the US since the pandemic started last year.

As hospitals try to fit overflowing patients into gift shops and chapels, public health officials are trying to rev up vaccine distribution. The Trump administration announced on Tuesday it would expand eligibility criteria for the vaccine to everyone above 65, rather than limiting the vaccine to essential workers and other specific groups.

In California, where 30,000 people have now died, the Disneyland resort is set to become a “super” Covid-19 vaccine site for Orange county, home to 3 million residents. In Florida, some counties are using the Eventbrite website – normally used for concerts or recreation – to sign people up for shots.

Just days from the presidential inauguration, many are waiting to see if Joe Biden’s coronavirus taskforce can make up for lost time in the rocky vaccine rollout.

The president-elect announced his team would release and distribute as many vaccines as possible when in power, which some critics say could delay the second round needed for maximum efficacy.

Political infighting over the virus does not seem to be going away with the Trump administration. Greene released a statement about her refusal to protect her colleagues last Wednesday.

“Congresswoman Greene is a healthy adult who tested negative for Covid at the White House just this week,” it said.

“She does not believe healthy Americans should be forced to muzzle themselves with a mask. America needs to reopen and get back to normal.”


Ver el vídeo: Apocalypse Orchestra - The Garden Of Earthly Delights Official Music Video