cr.mpmn-digital.com
Nuevas recetas

Yuengling Fire causa $ 1 millón en daños

Yuengling Fire causa $ 1 millón en daños


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Una cervecería Yuengling en Tampa se incendió el sábado

Wikimedia / Naql

Un incendio en la fábrica de cerveza Yuengling en Tampa causó daños por $ 1 millón, pero se espera que la elaboración continúe normalmente.

Nadie murió cuando se desató un incendio masivo en una fábrica de cerveza Yuengling en Tampa, Florida, anoche, pero se estima que el incendio causó daños por valor de $ 1 millón en el edificio.

El incendio estalló el sábado por la noche, y sesenta bomberos respondieron para combatir el incendio de dos alarmas que quemó un enorme agujero en la pared exterior de la instalación, según UPI.

Inicialmente, el incendio parecía incluso peor de lo que era, porque para los espectadores afuera parecía que todo el edificio de cinco pisos estaba en llamas. De hecho, el fuego solo quemó la pared exterior y se extendió hasta la parte superior de la fachada.

"El incendio se veía mucho peor de lo que realmente era", dijo el gerente de la planta, Jim Helmke.

Todos los empleados de Yuengling fueron evacuados de manera segura cuando comenzó el incendio y ninguno resultó herido. Se informa que un bombero resultó herido durante el incendio y fue hospitalizado, pero la lesión se describió como leve. Helmke dijo que la cervecería funcionará como de costumbre el lunes, a pesar de que hay un agujero de un millón de dólares en el edificio.

"Todo seguirá como de costumbre el lunes por la mañana", dijo. "Somos muy afortunados. Se ve mal. Hay un agujero enorme y restos carbonizados, pero no hay daños internos, excepto por el agujero en la pared ... no es nada que no podamos evitar y seguir haciendo cerveza. Los incendios son malos, pero esto podría haber sido mucho, mucho, mucho peor ".


La clásica bomba de humo utiliza dos ingredientes simples. Un nitrato produce el humo, mientras que el azúcar sirve como combustible. Las bombas de humo caseras suelen utilizar azúcar granulada, que es sacarosa. Otros tipos de azúcar también funcionan como combustible. La dextrosa es el azúcar más común en las bombas de humo comerciales. Se pueden usar azúcares más complejos (polisacáridos), incluida la celulosa (de madera).

A veces es más fácil imprimir instrucciones y seguirlas, como leer una receta mientras se cocina. Aquí hay algunas instrucciones paso a paso para hacer la clásica bomba de humo. Puede variar la proporción de los ingredientes para obtener más humo o más llama, según prefiera. ¡Las llamas de esta bomba de humo son moradas!


USFL otorgó solo $ 3 en decisión antimonopolio: el jurado declara culpable a la NFL en uno de nueve cargos

La Liga Nacional de Fútbol Americano fue declarada culpable el martes de violar una ley antimonopolio, pero sobrevivió a la demanda de 1,69 mil millones de dólares de la Liga de Fútbol de los Estados Unidos aquí cuando un jurado molesto y desconcertado de cinco mujeres y un hombre otorgó una indemnización de solo $ 1 a la liga de fútbol que fracasó.

Los daños en los casos antimonopolio se triplican, por lo que la indemnización otorgada a la USFL en realidad ascenderá a $ 3.

El veredicto, que se produjo después de dos años de litigio previo al juicio y dos meses y medio de testimonio en el juicio, sacudió la Sala 318 del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos de Manhattan. Pero sacudirá mucho más a la USFL, quizás hasta los cimientos. Aunque la decisión ciertamente desacredita a la NFL, probablemente condenará a la USFL que, en su cuarto año, había planeado cambiar para jugar en el otoño en competencia directa con la NFL pero sin las fuentes de ingresos televisivas establecidas de la liga.

Lo que el jurado decidió, después de 31 horas de deliberación durante cinco días, fue que la NFL no solo disfruta del poder de monopolio, sino que también conspiró injustamente para ganar su ventaja competitiva y de hecho violó la ley antimonopolio - "para excluir la competencia dentro de las principales liga de fútbol ".

Eso constituyó uno de los nueve cargos contra la NFL. Entre otras cosas, el jurado no pudo determinar que la NFL, como había insistido la USFL, en realidad impidió que la USFL obtuviera "acceso a un contrato de transmisión televisiva nacional".

Dijo el jubiloso co-abogado de la NFL, Frank Rothman: “Número uno, esto significa que la demanda no fue un caso de televisión. Están (el jurado) diciendo: "Creemos que la NFL, que la USFL buscó forzar una fusión". Están diciendo que no se puede usar la corte para hacer eso ".

La NFL había sostenido que, por supuesto, disfruta de un monopolio televisivo, pero realmente no puede evitarlo. Eso fue establecido por una ley del Congreso en 1972, 12 años antes de que la USFL jugara su primer intento.

En lo que respecta a la USFL, dijo la NFL, el fracaso de la nueva liga fue simplemente una mala gestión y, finalmente, una manía de fusión que obligaba a jugar frente a la liga establecida en el otoño. Como dijo el comisionado de la NFL, Pete Rozelle, "Se dispararon en el pie".

Rothman dijo además: "Número dos, para mostrar lo molestos que estaban, evaluaron daños por $ 1, una bofetada absoluta en lo que a mí respecta".

Probablemente, sea un golpe de gracia. Sin un juicio importante que vaya junto con un veredicto por lo demás favorable, el tipo de juicio que permitiría a la USFL, que ha perdido casi $ 200 millones en sus tres años de existencia, continuar, o sin la medida cautelar que despojaría a uno de las tres redes de la NFL y ponerlo a disposición de la USFL - la "victoria" es hueca.

"Mostramos lo que intentamos mostrar: que la NFL actuó ilegalmente para dañarnos", dijo el comisionado de la USFL, Harry Usher. "El jurado estuvo de acuerdo en que la NFL actuó de manera depredadora, pero luego blanqueó los daños".

Sacudiendo la cabeza, dijo: "Encontraron todas las cosas correctas, pero sin daños".

El abogado de la USFL, Harvey Myerson, tampoco encontró coherencia en el veredicto. "No puedo comprenderlo", dijo. “Hicimos nuestro trabajo. Persuadimos al jurado de las violaciones, en un caso que la NFL dijo que era un caso sin sentido. Pero luego no los clavaron como les pedí.

“Para mí, es inconcebible. Quiero decir, este es un hallazgo interesante: sí, hubo conspiración, sí hubo intención. Y luego dicen que no hubo ningún acto abierto ".

Myerson le había dicho al jurado, y a todos los demás, que sin un gran acuerdo, la USFL seguramente moriría. Usher no admitió eso, y solo dijo que el destino de la liga se determinaría en una reunión de propietarios en Nueva York el 6 de agosto. Algunos de los clubes de la USFL todavía tienen la intención de abrir el campamento a mediados de agosto, pero otros fueron más realistas.

"Estamos perdidos ahora", dijo Rudy Shiffer, vicepresidente de Memphis Showboats. "Estamos muertos."

Pero si los directores de la USFL no entendieron lo que sucedió, cómo podían ganar un caso y perder una liga, deberían saber que el jurado tampoco lo entendió. El jurado terminó el juicio con tanta confusión y malentendido como había comenzado.

Se desarrolló que uno o más de los jurados pensaron que el juez establecería la demanda por daños. Miriam Sánchez, quien había estado a favor de la causa de la USFL, dijo que el premio era un compromiso entre los miembros del jurado. "Definitivamente un compromiso", dijo fuera de la sala del tribunal, mientras un trueno retumbaba arriba. "Un dólar era todo lo que podíamos hacer, o tendríamos un jurado colgado".

Dijo que tres de los seis miembros del jurado habían favorecido a la NFL y que otros tres querían otorgar daños y perjuicios de hasta $ 300 millones a la USFL. Pero estaban tan aturdidos por la tarea en cuestión, dijo Sánchez, que decidieron la cantidad de $ 1, creyendo que el juez Peter K. Leisure entendería eso como una señal para que él decidiera la indemnización por daños. “Sentí que teníamos que poner nuestra fe en la corte”, dijo.

Cuando Myerson, de la USFL, escuchó esto, estaba casi apopléjico. "Ella dijo qué ? " preguntó. “Ese no es el procedimiento. No entiendo esto ".

Luego comenzó a pedirles a los periodistas sus notas, para establecer mejor la necesidad de un nuevo juicio o apelación, lo cual dijo que era seguro.

Así como la NFL y la USFL habían divergido en cuestiones clave, también lo hicieron los miembros del jurado. Y al igual que las ligas de fútbol, ​​no pudieron llegar a ningún acuerdo. El martes, su quinto día de deliberaciones, todavía estaban divididos, 3-3, y se estaba poniendo intenso.

“Muy intenso”, dijo la muy apropiada Margaret Lilienfield, una enlace extranjera jubilada originaria de Inglaterra. “Algunos de ellos estaban muy emocionados”, resopló. "Me dio bastante dolor de cabeza".

Sánchez, que había tratado de argumentar en contra de la posición de Lilienfield en la NFL, se volvió desesperado el martes cuando pareció que algunos de los miembros del jurado estaban listos para salir de la habitación en una camilla, solo para poder irse. “Algunos de nosotros nos estábamos enfermando”, dijo.

Agregó que tenía dolores de cabeza y palpitaciones y que Patricia McCabe tenía un soplo cardíaco.

“No íbamos a ningún lado”, dijo. “Todos sabíamos dónde estábamos. Nos gritábamos el uno al otro, llamándonos unos a otros. La única persona que mantuvo la calma fue el hombre (Stephen Ziegler) ".

En lo que respecta a los insultos, evidentemente no se salieron de control.

“Me llamaron frívolo”, dijo Sánchez, un maestro de secundaria en el Bronx. "Es el peor nombre que me han llamado".

Se había anticipado el conflicto de los jurados. Los observadores de la sala rápidamente evaluaron el antagonismo entre Sánchez, que se cree que está en la esquina de la USFL, y Lilienfield, que se cree que está más persuadida por la NFL.

Evidentemente, los abogados también lo evaluaron, ya que Myerson, un abogado extravagante y emocional, jugó continuamente con Sánchez. La mencionó por su nombre cuatro veces en su argumento final. Ella pareció apreciarlo.

Lilienfield, sin embargo, no se dejó influir demasiado por el estilo de Myerson. Myerson había tratado de convertirlo en David contra Goliath, tratando de convencer al jurado de que la USFL necesitaba solo un poco de lo que la NFL había abusado injustamente.

"Una caracterización brillante del Sr. Myerson", dijo Lilienfield con acento de Alistair Cooke. “Brillante por parte del Sr. Myerson. Pero realmente debemos ser lógicos, ¿no es así? Algunos de nosotros nos estábamos identificando demasiado con el pequeño cuando en realidad no hay ningún pequeño. La USFL también es un gran tipo ".

Cuando se fue a la lógica, los miembros del jurado tuvieron que admitir que la NFL no se había comportado como niños de coro. "Realmente no nos gustó mucho el trato de Oakland", dijo Lilienfield, refiriéndose al testimonio del propietario de los Raider, Al Davis, de que la NFL había destruido a los Oakland Invaders al colgar una franquicia de la NFL ante la ciudad.

“Además, estuvo la presentación de Porter”, dijo Lilienfield.

Esa fue la llamada "pistola humeante", el seminario de Michael Porter en la Escuela de Negocios de Harvard convocado por ejecutivos de la NFL sobre cómo conquistar la USFL. La USFL había señalado la conspiración, pero la NFL respondió que, aunque el seminario había ocurrido, nunca se hizo nada al respecto.

Lilienfield dijo que había algunas cosas que podrían explicarse con la presentación de Porter, incluido el fichaje de jugadores de la USFL, pero "nada concreto".

Incluso Sánchez coincidió en que "todo fue circunstancial".

Otro punto importante en el caso fue la relativa credibilidad de Rozelle y del propietario general de Nueva Jersey, Donald Trump, quienes ofrecieron relatos muy diferentes sobre una reunión que tuvieron.

Según Trump, Rozelle sugirió una franquicia de la NFL, la aceptación del equipo de Trump, si Trump mantendría a la USFL fuera de litigio. Rozelle testificó que se había reunido con Trump solo para ver qué decía.

Los abogados de ambas partes criticaron la poca credibilidad que tenían. Myerson, en su resumen, se refirió repetidamente al comisionado como Alvin Peter Rozelle, con completo desdén por la honestidad de Rozelle. Rothman caracterizó a Trump, un adinerado constructor de Nueva York, como el peor tipo de serpiente que estaba vendiendo a sus colegas río abajo para poder afectar una fusión de algunos equipos ricos.

Al final, a los miembros del jurado no les gustó ninguno de los dos. Sánchez sintió que Rozelle estaba tratando de "encubrir" algo. “Definitivamente un encubrimiento. Estaba siendo tortuoso (en su testimonio) ".

Por otro lado, dijo: “Trump nos dejó completamente perplejos. ¿Por qué llamaría a Rozelle si no se reunía con él con un motivo oculto? "

Sin embargo, Rothman de la NFL lo vio para la NFL. "En la discrepancia entre Rozelle y Trump, evidentemente no le creyeron al Sr. Trump", dijo.

Estaba claro que a los miembros del jurado no les gustó la forma en que operaba la NFL. Definitivamente no les gustó la forma en que la NFL se reunió para preocuparse por el destino de esta liga advenediza.

“Si fue una liga tan mal administrada, ¿por qué no dejarlos solos, colgados de su propia cola?”, Dijo Sánchez. "Pero la NFL obviamente le tenía miedo a la competencia".

Sin embargo, admitió que el jurado podría estar de acuerdo con un pequeño testimonio de que la NFL en realidad actuó para dañar a la USFL, especialmente en el área importante de los contratos de televisión. La USFL, utilizando el testimonio de Howard Cosell entre otros, trató de demostrar que la NFL, tan influyente fue en la adjudicación de contratos de televisión del Super Bowl, "presionó" a las cadenas para que evitaran la USFL, que una vez tuvo ABC-TV y ESPN. Contratos.

"Pero fue demasiado circunstancial", dijo Sánchez.

Lilienfield dijo: "No hubo interferencia con los contratos".

Resumió Rothman, reformulando toda la defensa de la NFL: "Lo que dijeron los miembros del jurado es que la NFL monopoliza el fútbol, ​​no la televisión".

La NFL, aunque manchada por el testimonio y un poco por el veredicto, no obstante estaba jubilosa. Si la USFL hubiera ganado un gran acuerdo y orden judicial, cada club, excepto los Raiders, el único de los 28 equipos de la NFL que no se menciona en la demanda, podría haber sido evaluado en daños por $ 55 millones y podría haber recibido la orden de retirar uno de sus tres contratos de red. .

En cambio, el veredicto, que McCabe leyó confusamente, ya que respondió a 26 preguntas de la hoja de veredicto, produjo más confusión legal y poca satisfacción de la USFL.

Dijo Myerson: “Siento una gran satisfacción y reivindicación, especialmente porque nuestro caso supuestamente no tenía mérito. Pero era importante asegurarse de que este comportamiento no fuera tolerado. Estamos encantados de haber podido llamar la atención sobre su intención monopólica en todos y cada uno de los cargos. Desafortunadamente, el jurado también está diciendo que les permitirán seguir adelante y hacerlo ".

Mientras tanto, mientras las partes desaparecían en el metro y las limusinas frente al antiguo palacio de justicia, Sánchez estaba parado solo, tratando de averiguar qué había sucedido.

Habló de la victoria moral que creía que el jurado le había otorgado a la USFL y de cómo el premio de $ 1 fue la idea del jurado de un compromiso. Cuando le dijeron que había entendido mal la idea de otorgar daños y perjuicios, pareció momentáneamente afligida, pero luego dijo, no importa, si no hubiera estado de acuerdo en que seguramente habría habido un jurado colgado, tan firmes eran las dos partes.

La USFL, basándose en esa información, prometió montar otro cargo pero, con toda probabilidad, la liga desapareció en el metro y las limusinas también, solo $ 3 más rica.

--Margaret Lilienfield, Schenorock, N.Y., inglesa, administradora jubilada de un grupo de enlace de la OTAN. Graduado universitario, originalmente elegido como suplente, pero reemplazó a Wendell James, un empleado postal de Mount Vernon, Nueva York, al principio del juicio.

--Patricia McCabe, Hawthorne, N.Y., empleada de referencia de AT & ampT.

--Miriam Sanchez, Yonkers, N.Y., maestra de inglés de secundaria, nacida en Panamá.

--Patricia Silbia, Mount Vernon, N.Y., técnica en computación, graduada universitaria.

--Berenz Stephens, Nueva York, nacida en las Indias Occidentales, asistente de enfermería, graduada de la universidad.


Cliven Bundy todavía debe el millón de dólares estadounidenses. ¿Qué están haciendo los federales para cobrarlo?

Cliven Bundy en su rancho de Nevada en 2013. Dice que no tiene que pagar tarifas para pastar su ganado en tierras federales porque la tierra pertenece al estado, no al gobierno federal.

La ley era clara: el ganado de Cliven Bundy había estado pastando en tierras públicas, ilegalmente, durante años. La Oficina de Administración de Tierras lo dijo, al igual que el Departamento de Justicia de EE. UU. Los tribunales federales estuvieron de acuerdo.

Pero cuando el BLM trató de hacer cumplir la ley, confiscando el ganado del ranchero de Nevada en 2014, una banda heterogénea de milicianos acudió en defensa de Bundy. Después de un enfrentamiento armado en el desierto, los funcionarios federales liberaron el ganado de Bundy y se retiraron, profundamente derrotados.

Casi dos años después, cuando los hijos de Bundy, Ammon y Ryan, y un pequeño grupo de milicianos armados amenazan con un enfrentamiento similar al negarse a abandonar un refugio de vida silvestre de Oregón, Cliven Bundy todavía debe más de $ 1 millón en tarifas de pasto.

Ambos casos han suscitado preguntas incómodas sobre si los Bundys están saliendo bien y sobre qué sucede cuando los manifestantes impiden que el gobierno haga cumplir sus propias leyes.

El enfrentamiento en Oregon ha llamado la atención de activistas de Black Lives Matter que han protestado por el uso regular de fuerza letal por parte de las fuerzas del orden en todo el país, aparentemente con poco efecto en el número de tiroteos por parte de la policía. Mientras tanto, el gobierno no dice mucho sobre lo que está haciendo para obtener el dinero que debe Bundy.

Los funcionarios federales parecen haber evitado la confrontación para evitar volver a crear los sangrientos enfrentamientos entre Waco y Ruby Ridge de la década de 1990, que galvanizaron a radicales antigubernamentales como el terrorista de la ciudad de Oklahoma en 1995, Timothy McVeigh.

“Los dos [enfrentamientos de Bundy], creo, son indicativos de un problema, y ​​es: cuando hay personas que están proclamando públicamente su desafío a la ley y haciéndolo de una manera potencialmente violenta, ¿cómo lidiar con eso? " dijo Patrick Shea, director de BLM de 1997 a 1999, quien fue el primero en demandar a Cliven Bundy por pastoreo ilegal.

“Porque si lo maneja de manera incorrecta, como en Waco o Ruby Ridge, tiende a mejorar su condición de mártires”, dijo Shea.

Definitivamente es una pena que todavía se le haya permitido seguir pastando y básicamente no sufrir consecuencias a pesar de que todavía debe $ 1 millón a los contribuyentes.

Aaron Weiss, Centro de Prioridades Occidentales, sobre Cliven Bundy

En el caso de Cliven Bundy, el enfrentamiento de 2014 se debió a la creencia del ganadero de que las tierras federales pertenecen a los estados debido a la soberanía estatal.

En noviembre de 1998, un juez federal prohibió permanentemente a Bundy, cuyo rancho está ubicado a unas 90 millas al norte de Las Vegas, de pastorear su ganado en una franja de tierra federal conocida como la asignación de Bunkerville y le ordenó que retirara su ganado al final del período. mes. Bundy no lo hizo.

En cambio, Bundy permitió que su ganado pastara en áreas aún más amplias de tierras federales administradas por el BLM y el Servicio de Parques Nacionales.

En mayo de 2012, los abogados federales demandaron a Bundy para detener su pastoreo "no autorizado e ilegal" de ganado en tierras federales, que según dijeron contienen sitios arqueológicos, plantas sensibles y raras, y la tortuga del desierto, una especie amenazada y protegida.

Los funcionarios se quejaron de que Bundy había instalado corrales y tanques de agua en las tierras públicas y que su ganado causó accidentes y casi accidentes después de vagar por las vías públicas.

En su solicitud de 2012 de una orden de restricción, los funcionarios federales señalaron que "no tenían los medios legales adecuados" para "abordar la conducta ilegal continua y persistente" de Bundy.

Bundy dijo al tribunal que no había infringido ninguna ley, y en una presentación de enero de 2013 aparentemente escribió él mismo, dijo que había sido "difamado" por el gobierno federal, acusando a los funcionarios de insinuar que estaba amenazando con violencia.

"Intenta sacar de contexto las palabras del acusado de que hará 'lo que sea necesario' para proteger su propiedad", dijo la moción de despido de Bundy. "Incluso su historial a lo largo de los años muestra que el acusado nunca ha sido violento y ha sido muy vocal en el área de hablar en público, ejerciendo su derecho de libertad de expresión de la 1ra enmienda y la capacidad de ejercer una protesta civil contra el gobierno".

El juez federal de distrito Lloyd D. George no estuvo de acuerdo con Bundy y falló en su contra en julio de 2013.

Una vez más, se ordenó a Bundy que retirara su ganado, y una vez más se le prohibió permanentemente en otra franja de tierras públicas. Y una vez más, Bundy no cumplió.

Pero esta vez, el fallo de George de julio de 2013 otorgó a los funcionarios federales el poder de confiscar el ganado de Bundy para hacer cumplir la ley, que es cuando comenzó el verdadero problema.

Al año siguiente, cientos de manifestantes instalaron un campamento cerca del ganado de Bundy, muchos de ellos armados. En una tensa mirada fija entre los manifestantes y los agentes federales, ambos lados tenían armas listas y los fotógrafos capturaron al menos a un partidario de Bundy apuntando con su rifle a los funcionarios.

Después del enfrentamiento armado, el director de la Oficina de Administración de Tierras, Neil Kornze, dijo el 12 de abril de 2014 que la oficina liberaría el ganado debido a "nuestra seria preocupación por la seguridad de los empleados y miembros del público".

“Después de 20 años y múltiples órdenes judiciales para retirar el ganado ilegal, el Sr. Bundy les debe a los contribuyentes estadounidenses más de $ 1 millón”, dijo Kornze. “El BLM seguirá trabajando para resolver el asunto administrativa y judicialmente”.

Pero en los casi dos años transcurridos desde entonces, no está claro qué se ha hecho. Cuando se le pidió un comentario sobre el caso Bundy esta semana, un portavoz de BLM le dio a The Times la misma declaración que ha estado dando durante meses.

"La Oficina de Administración de Tierras permanece resuelta a abordar los problemas relacionados con los esfuerzos para recolectar el ganado del Sr. Bundy y estamos investigando el asunto a través del sistema legal", dice el comunicado. “El Departamento de Justicia tiene el liderazgo en cualquier investigación de delitos federales que puedan haberse cometido. Nuestro objetivo principal sigue siendo resolver este asunto de forma segura y de acuerdo con el estado de derecho ".

No se han presentado cargos penales contra Bundy, y una portavoz de la oficina del fiscal de los Estados Unidos en Nevada, como una cuestión de política del Departamento de Justicia, se negó a decir si se estaba considerando alguno. Los registros del condado de Clark mostraron que no se aplicaron embargos fiscales a Bundy ni a su rancho.

"Básicamente, no ha sucedido nada allí", dijo Aaron Weiss, portavoz del Center for Western Priorities, un organismo de control de las tierras públicas y la energía que se opone a las opiniones de Bundy sobre las tierras federales. "Definitivamente es una pena que todavía se le haya permitido seguir pastando y básicamente no sufrir consecuencias a pesar de que todavía debe $ 1 millón a los contribuyentes".

Weiss dijo que el enfrentamiento de Bundy también preparó el escenario para el enfrentamiento de Oregon, que fue provocado por sentencias de prisión para los ganaderos de Oregon que habían provocado incendios en tierras federales.

"El hecho de que no haya habido consecuencias ha envalentonado a estos grupos de milicias", dijo Weiss. “Es evidente que aquí se han violado algunas leyes y algunas personas tendrán que pagar las consecuencias por ello. Ciertamente, esperamos que todos los presentes rindan cuentas por lo que han hecho ".

Cliven Bundy, quien ha mantenido un perfil bajo durante el enfrentamiento de sus hijos en Oregon, no respondió a los mensajes telefónicos en busca de comentarios. Pero las declaraciones que se le atribuyen en la página de Facebook de su rancho mostraron que estaba apoyando a sus hijos y a su causa, desafiando la autoridad del gobierno sobre las tierras de propiedad federal.

"Nosotros, la Gente, estamos adoptando una posición dura para devolver la tierra y los recursos al gobierno del condado y a Nosotros la Gente, desafiando la jurisdicción del gobierno federal sobre la tierra y los recursos dentro de un estado admitido", dijo un mensaje el miércoles atribuido a Bundy. “¡Ejercita la agencia o ser controlado por un gobierno central! LIBERTAD, LIBERTAD, POR DIOS ESTAMOS ".


Mas leido

En los documentos judiciales, Merkerson alega que tuvo problemas con el apartamento de tres habitaciones en el piso 12 del edificio, conocido por sus vistas panorámicas del río Hudson y ex ocupantes como el editor de libros Bennett Cerf y Black Panther Stokely Carmichael, desde que lo compró. por $ 1.7 millones en 2002. El techo, alega, estaba en tan mal estado que tuvo que mudarse mientras lo reparaban.

Sintiéndose ignorada por la junta y el gerente de la cooperativa, Midboro Management, Merkerson dijo que finalmente optó por vender el apartamento en ruinas y mohoso, pero no pudo encontrar compradores.

En 2008, salió al mercado por 1,3 millones de dólares, según el sitio web StreetEasy. En julio de 2010, la etiqueta de precio se había desplomado a 850.000 dólares y se retiró del mercado cuatro meses después.

En las presentaciones judiciales, Merkerson señala grandes daños por agua, así como un arquitecto que le dijo que las paredes exteriores de ladrillo del edificio se habían agrietado.


Contenido

El cervecero alemán David Gottlieb Jüngling (1808–1877) emigró a los Estados Unidos en 1828 desde Aldingen, cerca de Stuttgart, en el Reino de Württemberg. Anglicizó su apellido de Jüngling a Yuengling y comenzó la "Eagle Brewery" en Center Street en Pottsville en 1829. [9] Su hijo mayor, David Jr., dejó la Eagle Brewery para establecer la James River Steam Brewery a lo largo del río James en Richmond. Virginia. [10] La primera fábrica de cerveza se quemó en un incendio de 1831 y la empresa se trasladó a W. Mahantongo Street en 5th Street, su ubicación actual. [11] The Eagle Brewery cambió su nombre a "D. G. Yuengling and Son" en 1873 después de que Frederick Yuengling se uniera a su padre David para dirigir la empresa. Aunque el nombre de la empresa cambió, el águila calva siguió siendo el emblema de la empresa. A finales del siglo XIX, también se abrieron fábricas de cerveza en Saratoga Springs, Nueva York, y Trail, Columbia Británica, aunque finalmente se fusionaron con la planta de Pottsville. [10]

Frank D. Yuengling comenzó a dirigir la empresa en 1899 después de la muerte de su padre Frederick. [6] Durante la era de la Prohibición, Yuengling sobrevivió produciendo "cervezas cercanas" (bebidas con un contenido de alcohol del 0,5%) llamadas "Yuengling Special", "Yuengling Por-Tor" y "Yuengling Juvo". [10] La compañía también tenía una lechería que producía helados y abrió salones de baile en Filadelfia y Nueva York. [6] En 1933, cuando las cervecerías de la nación y los amantes de la cerveza descontentos finalmente ganaron la lucha contra la Prohibición, Yuengling presentó su cerveza ganadora simbólica, celebrando la derogación de la Prohibición, y la cervecería envió un camión cargado de su popular cerveza a la Casa Blanca para mostrar su agradecimiento. al presidente Roosevelt. [12] Richard L. Yuengling Sr. y F. Dohrman Yuengling sucedieron a Frank Yuengling después de la muerte de su padre en 1963. [13]

Yuengling experimentó un aumento de ventas después de un renovado interés en la historia debido al Bicentenario de los Estados Unidos en 1976. [6] Yuengling compró los derechos para usar el nombre y la etiqueta Mount Carbon (cerveza bávara premium) cuando Mount Carbon Brewery cerró en 1977. Yuengling inicialmente elaboró ​​cerveza en Mount Carbon, pero finalmente la abandonó. La lechería permaneció en el negocio hasta 1985.

Richard L. ("Dick") Yuengling Jr. asumió el cargo de presidente de la compañía de quinta generación en 1985, el mismo año en que su fábrica de cerveza de Pensilvania fue incluida en el Registro Nacional de Lugares Históricos como la más antigua de los Estados Unidos. [14] También se incluyó en el Inventario de Lugares Históricos de Pensilvania en una fecha no especificada. (El sitio web de la empresa solo menciona un vago registro nacional y estatal en 1976). [13] Yuengling ha sido una marca registrada para una variedad de mercancías, incluida la cerveza, desde 1995. [15] La cervecería Pottsville apareció en un episodio de The History Channel Americano come.

En 1987, la cervecería reintrodujo una lager ámbar que no habían hecho en décadas para aprovechar un aumento en la popularidad de las cervezas de estilo más pesado. Desde entonces, Yuengling Lager se ha convertido en su marca insignia, representando el 80% de la producción y gran parte de su rápido crecimiento. [16] En 1990, la cervecería vendió 138.000 barriles. [17] En ese momento, Yuengling era la mayor cervecera de porter en los Estados Unidos. [17]

A principios de la década de 1990, la demanda en Pensilvania, Nueva Jersey y Delaware superó las capacidades de la cervecería existente. En 1999, aumentaron su capacidad de fabricación mediante la compra de una planta de Stroh Brewery Company en Tampa, Florida, contrataron a los ex empleados de Stroh y comenzaron a trabajar con un sindicato por primera vez. [6] En 2000, la compañía construyó una tercera fábrica de cerveza en Pensilvania, en Port Carbon en el condado de Schuylkill cerca de Pottsville. Con producción en las plantas de Port Carbon, Tampa y Pottsville originales, la compañía ha podido expandirse por toda la costa este.

Los empleados de Yuengling solicitaron la descertificación sindical en 2006. Como resultado, Yuengling no renovó un contrato con Teamsters Local 830 de Filadelfia en marzo de 2006. [18] [19] En respuesta, el sindicato comenzó a boicotear los productos Yuengling. [20]

A partir de 2017, Yuengling es una cerveza de precio moderado popular hacia el norte a través de Nueva York, hacia el oeste hasta Illinois y Kentucky, y hacia el sur a través de Georgia, donde tiene muchos seguidores. La cervecería de Tampa abastece a la costa del Golfo de Florida, los Cayos de Florida, Florida central, el norte de Florida, el Panhandle de Florida, así como a Alabama y Tennessee. La cervecería utiliza maíz de Minnesota y lúpulo de Washington como ingredientes en sus productos. La cerveza Yuengling regresó a Massachusetts el 3 de marzo de 2014, luego de haber circulado entre algunos bares y restaurantes a partir de febrero. [21]

Yuengling comenzó la distribución en el estado de Georgia el 27 de octubre de 2008. Yuengling también expandió la distribución en West Virginia en mayo de 2009, Ohio en octubre de 2011, Rhode Island en junio de 2014, Connecticut en septiembre de 2014, Louisiana en agosto de 2016 e Indiana en marzo 2017. [22] [23] [24] [25] El 7 de diciembre de 2017, Yuengling anunció que se expandiría a Arkansas en enero de 2018, después de burlarse de que se expandiría a ese estado, Kentucky, Michigan o Texas anteriormente en el día en las redes sociales. [26] [27] A pesar de perder ante Arkansas, Kentucky comenzó a servir Yuengling en forma de borrador el 6 de marzo de 2018 y comenzó a venderlo para llevar el 19 de marzo de 2018. [28] [29]

El propietario Dick Yuengling habló en Harrisburg, Pensilvania el 26 de agosto de 2013 y dejó claras sus creencias antisindicales, pidiendo que Pensilvania sea un estado con "derecho al trabajo" y elogiando al gobernador republicano Tom Corbett.

Se produjo un incendio en la fábrica de cerveza de Yuengling en Tampa el 26 de octubre de 2013. Se desconocía el alcance del daño. [30]

En febrero de 2014, Yuengling Ice Cream regresó al mercado después de una ausencia de casi 30 años. Aunque es operado por la familia Yuengling, es operado por David Yuengling, primo de Dick Yuengling y descendiente directo de David Gottlob Jüngling. Es legalmente una empresa separada de la fábrica de cerveza, como era el caso desde 1935. [31]

En octubre de 2016, Dick Yuengling provocó llamados a boicotear a Yuengling después de respaldar a Donald Trump para presidente. [32]

Yuengling transferirá al menos el 51% del control de la empresa en el futuro a cualquiera de sus hijas que actualmente son ejecutivas, Jennifer o Wendy, les dijo cuál en privado pero no públicamente. [33] Los informes de noticias en 2019 también indicaron que las otras dos hijas de Yuengling, Debbie y Sheryl, también trabajan para la compañía, y también son "las siguientes en la fila para hacerse cargo". [34]

En octubre de 2019, Yuengling se asoció con Hershey's para producir una cerveza de colaboración de lanzamiento limitado titulada Yuengling Hershey's Chocolate Porter. [35] Esta fue la primera cerveza colaborativa de Yuengling en sus 190 años de historia. [36]

En 2021, Yuengling anunció su expansión a Texas a través de una asociación que verá sus productos elaborados en las instalaciones de Molson Coors en Fort Worth. [37] [38]


Ley de agravios

En las jurisdicciones de derecho consuetudinario, un agravio es un daño civil que causa injustamente que otra persona sufra pérdidas o daños, lo que resulta en responsabilidad legal para la persona que comete el acto ilícito. Although crimes may be torts, the cause of legal action is not necessarily a crime, as the harm may be due to negligence. The following video explains what negligence is.

The victim of the harm can recover his or her loss as damages in a lawsuit. In order to prevail, the plaintiff in the lawsuit, commonly referred to as the injured party, must prove that a breach of duty (i.e., either an action or lack of action) was the legally recognizable cause of the harm.

Legal injuries are not limited to physical injuries and may include emotional, economic, or reputational injuries, as well as violations of privacy, property, or constitutional rights. Torts include such varied topics as auto accidents, false imprisonment, defamation, product liability, copyright infringement, and environmental pollution (toxic torts). While many torts are the result of negligence, tort law also recognizes intentional torts, in which a person has intentionally acted in a way that harms another. In addition, when it comes to product liability, the courts have established a doctrine of “strict liability” for torts arising from injury caused by the use of a company’s product and/or service. Under “strict liability,” the injured party does not have to prove that the company was negligent in order to win a claim for damages.

Tort law is different from criminal law in two ways: (1) torts may result from negligent as well as intentional or criminal actions, and (2) tort lawsuits have a lower burden of proof, such as “preponderance of evidence” rather than “beyond a reasonable doubt.” Sometimes a plaintiff may prevail in a tort case even if the person who allegedly caused harm was acquitted in an earlier criminal trial. For example, O. J. Simpson was acquitted in criminal court of murder but later found liable for the tort of wrongful death.

For businesses, torts that arise from product liability can have devastating consequences. Let’s examine product liability in greater detail.


Judges question size of state's $1.15 billion malpractice fund

State laws and court rulings have combined to erect roadblocks at the doors of Wisconsin courthouses, placing strict limits on who can sue for medical malpractice, how much money they can collect and where the money will come from.

By Cary Spivak of the Journal Sentinel

The $1.15 billion state medical malpractice fund came under fire from two Milwaukee County judges who questioned the need for such a large cushion to protect doctors and hospitals.

The fund was placed under the judicial microscope during separate hearings on the validity of the state's $750,000 cap on noneconomic damages for such things as pain and suffering that can be awarded in medical malpractice cases. In one case, a jury in July awarded a woman &mdash who lost all four of her limbs as the result of an undetected Strep A infection &mdash $15 million for her pain and suffering and another $1.5 million to her husband for the loss of her companionship.

Jury awards exceeding $750,000 for noneconomic damages trigger defense motions to lower the award, which in turn prompt the plaintiffs' lawyers to challenge the cap. The Injured Patients and Families Compensation Fund is a key player in the cases because it pays malpractice awards exceeding $1 million.

"The amount of money that is presently in the fund is an obscene amount," Circuit Court Judge David Hansher said during a Friday hearing in a case involving a man who won $1.5 million for pain and suffering in a malpractice case. Money flows into the fund from doctors, hospitals and some other health care providers and is managed by the state.

"Are not the doctors. being ripped off?" Hansher asked, wondering later: "Why hasn't the medical society spoken up and said enough is enough?"

A few hours later, in the courtroom next door to Hansher's, Judge Jeffrey Conen raised a similar question while listening to arguments over whether he should slash the $16.5 million pain and suffering awards in the case he was hearing to $750,000. During the discussion, it was noted that the premiums paid by doctors to the state fund were lowered by 10% this year.

"Big deal &mdash the state is sitting on $1 billion that the doctors are paying in," Conen said. "What are the chances of the billion dollars being exhausted in. ever?

The fund currently has more money on hand than it has paid out during its nearly 40 years of existence. It has more than doubled in size since 1999 while the number of medical malpractice suits filed in Wisconsin have plummeted by more than 50% during that time, the Journal Sentinel reported in a June series of stories about the difficulty to win a malpractice case in Wisconsin.

On Saturday, Mark Grapentine, lobbyist for the Wisconsin Medical Society, defended the size of the fund.

"It's like any other kind of insurance fund that has to maintain a certain balance to handle the potential outlays," Grapentine said. "The other option is not having enough money in the fund to pay injured parties, which would be immoral."

Both Milwaukee County cases that were argued Friday appear to be headed to the state Supreme Court and are being closely watched by the medical and legal communities.

"This is the last showdown," said Charles Stierman, a former malpractice plaintiff's attorney. Stierman said the drop in medical malpractice cases has resulted in a dearth of verdicts that could be used to challenge the cap.

"This is the perfect storm for the plaintiffs, other than the fact that they have four conservative justices on the Supreme Court," said Stierman, who now works as a mediator. The court has seven justices.

Stierman noted it would likely take a couple of years for the cases to make it to the high court, and the makeup of the body could change before then.

The two cases at issue involve:

■A $25.3 million award to Ascaris Mayo, a 53-year-old mother of four who had her limbs amputated in 2011. The award included nearly $10 million for economic damages, such as past and future medical costs, that are not impacted by the caps.

Before the three-week trial began, Conen ruled the cap was constitutional. Now, he is being asked to decide whether it is constitutional as applied specifically to the Mayo case. Conen said he would issue a ruling in October.

■Tyree Roberts, 23, who was awarded $2.2 million in June after a jury agreed that nurses failed to recognize the symptoms of compartment syndrome in his left leg. Failure to notify doctors of the condition, which occurs when pressure builds within the muscles following an injury, resulted in Roberts later undergoing repeated surgeries and a loss of sensation in his lower left leg. The jury award included $1.5 million for pain and suffering, a sum Hansher on Friday said he had to "reluctantly" reduce to $750,000.

Hansher said that as a trial judge it would not have been proper to declare the statute setting the cap unconstitutional, though he noted, "I have no problem being reversed."

Daniel Rottier, Mayo's attorney, argued the caps hurt those with greatest injuries the most. Slashing the noneconomic awards to $750,000 in the Mayo case means that she would receive about $682,000 for her pain and suffering, or 4.54% of the jury's award for those. Her husband, Antonio Mayo, would collect about $68,000, instead of the $1.5 million awarded by the jury. Meanwhile, Roberts would receive 50% of his pain and suffering award, despite having a less serious injury.

"It is absurd, if not obscene," Rottier said, adding later, "The court has to ask itself, 'Is there a rational basis in this individual case to treat Mrs. Mayo in the manner in which this cap treats her and is there a reason to treat Mr. Mayo in the manner this cap treats him that can be justified. against the backdrop of a fund with $1.1 billion?'"

Naikang Tsao, attorney for ProAssurance Corp., the medical malpractice insurance company that will pay the first $1 million of the award in both cases, argued before Conen that the cap, which took affect in 2006, is doing exactly what lawmakers intended. The cap was instituted one year after the state Supreme Court threw out the previous cap of $350,000, plus an adjustment for inflation.

"What the(current) cap is aimed at doing is to prevent outliers &mdash the large and unpredictable awards &mdash which we submit is exactly this case," Tsao said. "The cap will, by nature, cut down (awards to) some people and not cut down others."

About Cary Spivak

Cary Spivak does investigative business projects and covers the casino industry. He has won numerous state and national awards.


Jury awards $39 million in damages in O'Donnell Park fatal accident

On June 24, 2010, a concrete slab fell from the entryway of the garage at O'Donnell Park, killing 15-year-old Jared Kellner and injuring two others. The incident uncovered a number of construction flaws at O'Donnell Park and inconsistent inspection practices for public buildings in Milwaukee.

By Bruce Vielmetti and Steve Schultze of the Journal Sentinel

A jury Thursday found Advance Cast Stone mainly responsible for the accident at O'Donnell Park that killed a 15-year-old boy and injured two others, and awarded $39 million in damages to them and Milwaukee County.

The jury also found that Advance Cast Stone intentionally concealed and misrepresented a defect or deficiency in its installation of concrete panels at the county-owned O'Donnell parking garage.

Jared Kellner was killed in the 2010 accident when one of the 13-ton panels fell. Two others were injured: Amy Wosinski and her then-15-year-old son, Eric. Testimony over the past five weeks focused on the way a panel was attached by the Random Lake company, with two rather than the prescribed four steel connecting rods and other deviations.

Jared's mother, Dawn Kellner, spoke briefly to reporters after the verdicts. "Thank you to the community for remembering Jared, thank you to the people who stood up now so this never happens to anyone else or any other family," she said.

Jurors said the Kellner and Wosinski families were entitled to compensatory and punitive damages.

Jurors awarded $6.3 million to the estate of Jared Kellner, for the pain and suffering he endured in the seconds before he was crushed $1.5 million each to Eric Wosinski and his parents for extreme emotional distress and $6 million to the county from Advance Cast Stone for repairs to the O'Donnell parking structure and lost revenue for the months it was closed.

In addition, jurors said Advance Cast Stone had to pay $15 million in punitive damages.

On top of that, the Kellner and Wosinski families were awarded about $8 million for pain and suffering, medical costs and lost earnings and other losses.

The jury had the option of assigning a portion of the blame to other parties including Milwaukee County J.H. Findorff & Son, the construction manager on the project C.D. Smith Construction of Fond du Lac, the firm that built the basic O'Donnell structure architects Miller Meyer Kenyon Cooper, the now-defunct firm that designed O'Donnell and Dietz Engineering, a Burlington company that designed the precast panels by Advance Cast Stone.

The jury found the bulk of the blame &mdash 88% &mdash fell on Advance Cast Stone. Findorff was found to be 10% at fault and the county 2%. Findorff has previously settled with the plaintiffs.

Mark Grady, deputy corporation counsel, said because of a limit in state law, the county will have to pay the other plaintiffs no more than $250,000 total.

Jurors found both the architects and C.D. Smith were negligent, but that neither firm's negligence caused the panel to fall.

Advance Cast Stone did not comment on the jury's ruling but has insisted throughout the trial that others involved in the project had signed off on the alternate methods its workers used to install the panel that failed.

The Kellners sought $7.5 million as compensation for Jared's "pre-death pain (and) suffering" and for the family's loss of Jared's companionship.

The Wosinskis wanted $15.6 million, to cover medical expenses for Amy Wosinski, who had a partial amputation of her left leg pain and suffering and medical expenses for Eric Wosinski, who suffered a broken leg and head gash loss of earnings by Amy and her husband, Steve Wosinski loss of companionship and severe emotional distress. Steve Wosinski, though physically uninjured in the accident, witnessed it. The Wosinskis all suffer from post-traumatic stress syndrome, according to trial testimony.

The jury awarded Amy Wosinski a total of $5.6 million for past and future pain, suffering and disfigurement, $408,378 for future medical expenses, and $132,000 for past and future loss of earning capacity, plus $30,000 for past and future loss of ability to perform domestic tasks, and $150,000 each to her and her husband for loss of consortium.

By agreement of the parties in the lawsuit, all 14 jurors who sat on the case participated in the verdict. Usually, civil juries have six or 12 members and extra jurors are seated as alternates in case one or more of the jury members gets sick or is unable to continue serving.

Twelve of the 14 jurors had to agree to the verdicts.

The verdicts were unanimous except for one juror who disagreed on two awards to Amy Wosinski &mdash the $120,000 for future loss of earnings and $37,000 for the cost of modifying her home to accommodate her amputation. He noted on the jury verdict form, "There was no cost incurred so no money should be awarded. Family steps up to help when family members fall down."

Lawyers in the case will return to Milwaukee County Circuit Judge Christopher Foley's courtroom on Monday to argue about insurance coverage. If they and Foley decide there are factual issues, the jury could be forced to return in January.

That possibility seems real after the jury found Advance Cast Stone had intentionally concealed or misrepresented flaws in its panel installation. That could take the firm's liability insurer off the hook for coverage, but it would probably require additional testimony.


From Manresa to the New Mentone, David Kinch Looks Ahead After Another Fire

The chef reopens his three-Michelin-starred Los Gatos restaurant and reveals details about the Riviera cuisine he&rsquoll serve in Aptos.

Chef David Kinch was out of the country in July, on a trip in Guadalajara where he cooked for a friend’s birthday and saw the unveiling of some new artwork. After a busy night of service, he was relaxing with a cigar and a glass of tequila when he heard some news that upended his summer.

“I got the call at about 1, 1:30 in the morning,” he says. “I couldn’t believe it. I thought it was a joke at first.”

The phone call was from Jenny Yun, general manager of Kinch’s three-Michelin-starred Manresa en el norte de California. Yun told Kinch that the Los Gatos restaurant had been damaged in a fire.

Once Kinch realized this wasn’t a joke, his mind started to swirl. The fire seemed suspicious. The blaze happened on July 16, four years to the month after Manresa had suffered more than $2 million in damage from a devastating fire. That 2014 fire was determined to be arson, and the perpetrator was never found. July 16 was also four days after Comida y vino published an article about how that first fire ended up making Manresa a better restaurant. Like the 2014 fire, the second one started outside Manresa.

“I thought that it was too odd of a coincidence, after a national article coming out about us coming back better than ever after the fire, to have another fire in almost the exact same location almost exactly to the same day four years later,” Kinch says.

Everyone involved in Manresa was relieved when the fire department and police department determined that this second fire was accidental. This was, indeed, just an extremely weird coincidence, a fire caused by a bag filled with dirty, somewhat oily kitchen linen that was left outside and spontaneously combusted on a hot summer day.

“The camera footage shows the bag starting to ever so slightly smoke and then smoke a little bit more and then smolder,” Kinch says.

The bag catching on fire after smoking for about two hours resulted in a blaze that caused close to $1 million in damage at Manresa.

“The good news is that both the fire department and police department said to me that I should count myself extremely lucky that it’s accidental and that it wasn’t arson,” Kinch says. �use if it was arson, that would be troubling.”

There were other factors that have made Kinch feel lucky during this difficult time. Manresa was closed when both the 2014 fire and the more recent fire struck, so nobody was hurt either time. In 2014, the damage was much more severe and Manresa didn’t reopen until New Year’s Eve. This time around, Manresa will reopen on Wednesday, September 19. The July 16 fire has no doubt cost Kinch time and money, but he knows things could be worse.

“My main concern was the wellbeing of the staff and their inability to work for an indefinite amount of time,” he says. 𠇏ortunately, the insurance company helped us out significantly. That helped ease our pain.”

Employees have been paid during the closure, and the restaurant has received some compensation for loss of revenue.

“There was no doubt that we were going to reopen,” Kinch says. “Hopefully we won’t have this conversation a third time.”

Last Friday, Kinch and his staff were reloading their kitchen with pans, plates, and ingredients. The hot water for the dishwasher had been turned on the night before, and the kitchen crew was getting ready to spend the weekend prepping dishes. There was new carpet and new paint at Manresa, and the dining-room staff was arriving at noon to adjust lighting and arrange tables and chairs. Kinch plans to put up some new pieces of art.

“I still feel like we have a lot of relevance and that we have a lot to accomplish,” says Kinch, who spent much of the summer cooking at home.

Manresa is a restaurant that cooks seasonally, of course, so it was sad for Kinch to have his restaurant closed for a large portion of the summer. But he realizes that there’s still time to showcase some of the summer’s remaining bounty. About half of the menu he will reopen with is new.

For the next six weeks, Manresa’s iconic "Into the Vegetable Garden" dish will focus on tomatoes.

“Love Apple Farms is going to be supplying tomatoes to us,” he says. “We’re going to make a complete tomato and fruit dish where we celebrate diversity, color, size, shape, different cultivators, the complexities and variety of tomatoes.”

Knowing Kinch, this dish will be sweet, savory, crisp, soft, and a lot of other things simultaneously. Also knowing Kinch, the inherent flavors of the tomatoes will be the driving force.

“It’s a fancy tomato salad,” he says.

Beyond everything going on at Manresa, Kinch is a chef with expansion on his mind. Kinch, who also operates The Bywater in Los Gatos and Manresa Bread in Los Gatos and Los Altos, will open an all-day-café outpost of Manresa Bread in Campbell this fall. Along with the loaves and pastries that partner/head baker Avery Ruzicka is known for at her other outposts, the Campbell restaurant will serve breakfast sandwiches, grain bowls, toasts, seasonal dishes, beer, wine, and cocktails. Kinch and Ruzicka like that this location is across the street from what was Manresa Bread’s first farmers-market stall.

Kinch is also working on Mentone, a restaurant in the Santa Cruz County town of Aptos that he plans to open early next year. Mentone is the Italian name for the French Riviera town of Menton, which is on the French-Italian border.

“My partners and I all essentially have fundamentally French culinary backgrounds, and this is our first foray into our interpretation of not necessarily an Italian cuisine, but of a Riviera cuisine stretching between Nice and Genoa,” Kinch says. “It’s not really French. It’s not really Italian. But it’s going to be Mediterranean-based, stretched across the border. It won’t be fancy. It won’t be the refined palaces, the jet-set cuisine.”

Mentone will have a Neapolitan pizza oven where Kinch will develop four or five different pizzas with house-milled flours featuring local grains. Kinch will use a lot of California ingredients at Mentone and might top a pizza with housemade mortadella, but he also isn’t averse to importing culatello that he wants to serve as an appetizer. There will be local wines from the Santa Cruz Mountains and also wines from Provence along with amaros, pastises, and cocktails.

Mentone will cook meat and fish over coals. It will serve its version of a classic Niçoise salad. It will be a place where Kinch uses chestnut flour and chickpea flour. It’s a restaurant based around the freedom of knowing that you don’t have to be just one thing. You can be a little Italian and a little French. You can be European but also Californian. You can be a chef known for fine dining who purposefully makes everyday food food like gnocco fritto and a green goddess little gems salad.


Ver el vídeo: . Yuengling u0026 Sons New Museum And Gift Shop